“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Alarman embarazos en los adolescentes
01/27/2020
Niños estudian entre el polvo y láminas oxidadas
01/27/2020

Mundo Joven

Youcat, un subsidio que responde a las preguntas de los jóvenes

27 de enero de 2020

Youcat, un subsidio que responde a las preguntas de los jóvenes

Presentado el Catecismo para los participantes en la JMJ de Madrid

ROMA, Italia.

Una especie de “abre-camino” al Catecismo de la Iglesia Católica y a su Compendio, y un eficaz instrumento para la nueva evangelización;: así definió el cardenal Stanisław Ryłko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, el Youcat, el subsidio para los jóvenes del que se distribuirán 700.000 ejemplares a los participantes en la XXVI Jornada Mundial de la Juventud de Madrid.

El texto, presentado hoy en Roma, pretende exponer la fe católica en su conjunto, tal y como está contenida en el Catecismo de la Iglesia Católica de 1997, con un lenguaje adaptado a los jóvenes.

Publicado en 17 idiomas, entre ellos el chino, Youcat ha sido escrito por un grupo de teólogos, sacerdotes y profesores de religión de lengua alemana bajo la responsabilidad de la Conferencia Episcopal austríaca, y tiene la aprobación de las Conferencias Episcopales alemana y suiza. Para cada país está previsto un supervisor.

¿Por qué este subsidio? “La urgencia – afirmó en rueda de prensa el cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena – nace del hecho de que los jóvenes protagonistas de este texto pertenecen ya a una generación para la que ser cristianos es una elección consciente”.

Viven, de hecho, “en un contexto en el que representan una minoría y tienen por ello una aproximación a la fe muy distinta de nuestras generaciones, para las que era normal participar en la Misa dominical”.

“Esta generación sabe que necesita responder a las preguntas de sus propios coetáneos”, promoviendo esa “razonabilidad de la fe a la que se refiere Benedicto XVI”.

Youcat está estructurado en 527 preguntas y respuestas; como conclusión de cada respuesta, los números remiten a exposiciones más en profundidad del Catecismo de la Iglesia Católica. “Una decisión inteligente – comentó monseñor Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización – ante todo porque pedagógicamente permite componer mejor la síntesis necesaria para conservar los contenidos de forma breve y sintética”.

“Escuchamos desde hace años – añadió monseñor Fisichella – la exigencia de llegar a ‘fórmulas breves’ de fe que puedan ser memorizadas de modo fácil”.

Por otra parte, “la historia de las profesiones de fe muestra con claridad que esto sucedió en los albores del cristianismo, y estas fórmulas permanecen inalteradas en los textos sagrados”.

Las ediciones de Youcat tienen en cuenta factores relativos a cada uno de los contextos nacionales, por lo que en las partes centrales del volumen los jóvenes encontrarán el mismo texto en los diversos idiomas, mientras que las citas en las columnas al margen – tomadas de la Sagrada Escritura, de escritores, santos y doctores de la fe – así como las imágenes podrán reflejar las distintas culturas.

En la elaboración del texto ha colaborado un grupo de 50 jóvenes, elegido de forma que fuese lo más representativo posible de las realidades juveniles.

“El texto – explicó Nikolaus Magnis, seminarista de la diócesis de Limburgo, uno de los jóvenes que ha colaborado en Youcat – no está escrito en un lenguaje exclusivamente teológico, comprensible solo a quien ha estudiado teología, pero tampoco en un dialecto juvenil”.

La primera contribución de los jóvenes está en el propio nombre del texto: “todos, por abreviar, llamábamos Ju-Kat al proyecto, por las iniciales de jugend, juventud en alemán, y catecismo. Después a alguno se le ocurrió escribirlo como es ahora, y el Santo Padre adoptó el nombre”.

Los jóvenes colaboraron en las discusiones y en la formulación de las preguntas: “creí que me aburriría – afirmó Isabel Meuser, estudiante de violín en la Royal Academy de Londres, y que transcribió el resultado de las discusiones –, en cambio ha sido muy interesante: cada uno ha contribuido según su especialización, y el resultado es sorprendente”.

“El responsable del diseño – añadió Magnis – nos pidió que le dejásemos hacer un libro de color amarillo, porque el amarillo es el color de la Iglesia católica. En el centro ponemos una Y formada por las cruces pintadas por cada uno de los chicos que ha participado en el proyecto: Y está por young, youth o includo you. Así nació la cubierta de Youcat”.

Una de las vicisitudes del proyecto ha sido la traducción italiana del texto, que presentaba una exactitud en el número 420 dedicado a los métodos de regulación de la fertilidad, y a los “métodos anticonceptivos”, como estaba escrito: hoy el subsidio ha sido, con todo, presentado a la prensa, con la inserción de una nota aclaratoria.

“Se han producido problemas también con la edición francesa – advirtió Schönborn – que saldrá con retraso a causa de un error a propósito de la relación con las religiones”. No es insólito: “también con el texto del Catecismo de la Iglesia católica hubo que hacer muchas correcciones – añadió el cardenal Schönborn –; la Congregación para la Doctrina de la Fe hará un elenco de las que se vayan señalando poco a poco, y las correcciones se insertarán en las próximas ediciones”.

Se corregirá también la referencia a la “eutanasia pasiva” (n. 382) señalado por los periodistas en la Sala de Prensa: “eutanasia pasiva y eutanasia activa – afirmó monseñor Fisichella – son términos en desuso. Ya no se usan y no deberían usarse más. Hay que ser lo más precisos posible para evitar malentendidos en temas tan delicados”.

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *