Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Si llevas a Dios
01/27/2020
Tu Best Seller
01/27/2020

Tu Página

Un año más, un años menos.

27 de enero de 2020

El año que pasa: un “YA NO”.

Ya no podré sonreír a los que cruzaron mi camino, pidiendo una sonrisa.
Ya no podré mirar a los que no quise ver.
Ya no podré poner ilusión en los desesperanzados.
Ya no podré poner paz, donde quise yo mismo poner discordia.
Ya no consolaré a los que con mi actitud entristecí.
Ya no podré valorar los consejos de los que no pensaron como yo.
Ya no socorreré a los que tendieron su mano y los ignoré.
Ya no podré restablecer lo que con mi crítica destruí.
Ya no podré sobreponerme a los momentos difíciles.
Ya no podré seguirte, Señor porque no estuve pronto a tu llamada, dudé cual era el camino y “perdí el camión”. Camión que llevaba una consigna: AVE = ADELANTE, VOLUNTAD, ENTUSIASMO.

El próximo año: un “TODAVÍA”.

Todavía tendré ocasión de querer a los que me caen mal.
Todavía tendré ilusión en realizar el trabajo de cada día.
Todavía experimentaré la gracia de Dios.
Todavía aprenderé a ser humilde, recordando la familia de Nazaret.
Todavía podré reaccionar ante la injusticia, y hacer mío el dicho evangélico: La verdad los hará libres.
Todavía sembraré la paz en mi entorno, sabiendo que esta Paz nace en mi corazón.
Todavía, Señor, seguirás actuando en mi propia vida para conseguir, que si no puedo cambiar el mundo, será importante que el mundo no me cambie a mí.
Todavía estarás en los pobres, en los desamparados, en los migrantes, para que yo pueda verte.
Todavía creo, Señor, que Tú me quieres, a veces a pesar mío.
Todavía, Señor, los 365 días del próximo año me darás oportunidad de practicar la Ley del amor.

Gracias, Señor,
porque Tú, en este 2006, siempre seguirás creyendo en el ser humano.

Fuente/Autor: Padre Román

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *