Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Elogia Papa acciones promigrantes en EU
01/27/2020
México: La Patrona
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Scalabrini y la cuestión obrera

27 de enero de 2020

El Beato Scalabrini, Fundador de los Misioneros de San Carlos para los Migrantes, vivió en un tiempo de fuertes enfrentamientos entre la Iglesia y el movimiento obrero, embutido de las ideas de Carlos Marx. El Papa León XIII trató de ofrecer soluciones a la “cuestión obrera” con la Encíclica Rerum Novarum. Scalabrini en sus Cartas Pastorales nos ofreces sus lineamentos, para que la iglesia esté presente… “donde el pueblo sufre y lucha, allí está la Iglesia”.
Ofrecemos unos párrafos de sus reflexiones.
“Más que a otros, compete precisamente a nosotros, hombres de Iglesia, esta misión de paz y de regeneración social, a nosotros que recibimos de Dios los medios y el mandato para todo eso Yo quisiera que lo entendiéramos todos los miembros del clero. En nuestros días es casi imposible reconducir la clase obrera a la Iglesia, si no tenemos con ella una relación constante fuera de la Iglesia. Tenemos que salir del templo, si queremos ejercitar una acción saludable dentro del templo. Necesitamos ser hombres de nuestro tiempo, viviendo la vida del pueblo, acercándonos a él con la prensa, las asociaciones, los equipos, los círculos obreros, los patronatos para los niños, en fin, con toda especie de obra benéfica privada y pública. Mis amigos, ¡el mundo camina, y nosotros no podemos detenernos por ciertas dificultades formalísticas o por dictámenes de una mala entendida prudencia! Si no lo hacemos nosotros, se hará sin nosotros o contra nosotros”.
“El catolicismo no es sólo la verdad religiosa; él es la verdad completa, o sea, la verdad económica, política y social…”.
“Hoy no es más posible quedarnos cómodos en nuestras casas, suspirando y llorando, mientras el fuego de la incredulidad se dilata y amenaza con destruir la fe de nuestra tierra… Salgamos de nuestras carpas, recordando que no tenemos otras armas que la fe y la caridad. Con estas armas ingresemos en la vida pública…”.

Fuente/Autor: La Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *