“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Desigualdad y desempleo agobian a jóvenes en Latinoamérica
01/27/2020
Youcat, un subsidio que responde a las preguntas de los jóvenes
01/27/2020

Mundo Joven

S.S. Juan Pablo II y los jóvenes

27 de enero de 2020

Los jóvenes estuvieron siempre en el corazón del Papa Juan Pablo II. En sus diversos viajes apostólicos no dejó de dedicarles un lugar especial a quienes son el futuro de la Iglesia y de la sociedad. «El día de la inauguración del pontificado, el 22 de octubre de 1978, dijo a los jóvenes en la plaza de San Pedro: “Ustedes son la esperanza de la Iglesia y del mundo. Ustedes son mi esperanza”.

En 1985 el Santo Padre dio impulso a las Jornadas Mundiales de la Juventud, encuentros impresionantes realizados en distintas ciudades del mundo que congregaron a millones de jóvenes que de diversas partes del mundo acudían a encontrarse con el Papa y escuchar su voz, su llamado a seguir de cerca al Señor Jesús sin dejarse vencer por el miedo. Como signo les dejó una cruz, que los jóvenes hacían peregrinar por todo el mundo. El Papa sabía tocar las fibras más profundas de los jóvenes corazones: “Queridos jóvenes, sólo Jesús conoce su corazón, aus deseos más profundos… Nadie fuera de Cristo podrá darles la verdadera felicidad. Siguiendo el ejemplo de María, sepan decirle a Cristo su “sí” incondicional… la humanidad tiene necesidad imperiosa del testimonio de jóvenes libres y valientes, que se atrevan a caminar contra corriente y a proclamar con fuerza y entusiasmo la propia fe en Dios, Señor y Salvador” .

En enero de 1995, en Manila, Filipinas, 4 millones de jóvenes se reunieron con él, y en agosto del 2000 Roma cobró vida y entusiasmo cuando la ciudad fue “invadida” por 2 millones y medio de jóvenes. Por algo Juan Pablo II será recordado siempre como “el Papa de los jóvenes”.

Antes de su muerte, al tener noticia de que muchísimos jóvenes se habían congregado en la Plaza San Pedro para acompañar al “Papa amigo” en su tránsito a la casa del Padre, murmuró: “Los he buscado. Ahora ahora ustedes han venido a verme. Y les doy las gracias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *