Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
150 ANIVERSARIO DE LA ORDENACION SACERDOTAL
01/27/2020
Otra página de tu vida
01/27/2020

Editorial

¡Qué desperdicio!

27 de enero de 2020

En unas de mis giras, visitando grupos juveniles, tuve la oportunidad de conocer a una joven coordinadora de un grupo. Después del saludo, le entregué la Revista de los Jóvenes Sin Fronteras. Su mirada cayó sobre la foto de la portada.
– Y éstos, ¿Quiénes son?
– Son seminaristas del Seminario J.B. Scalabrini.
– – fue su primera reacción.
No pude quedarme callado, y le pregunté:
– ¿Qué planes tienes para tu futuro?
– Ya hablé con mi novio y ya tenemos fecha para el matrimonio.
– ¿Y te vas a presentar al juez del registro civil?
– ¡Claro! Y en seguida derechitos a la iglesia.
– ¡Qué bueno que van a buscar al “desperdicio” para que bendiga su matrimonio! – le contesté con un poquito de ironía.
Mi amiga no la captó en el momento y prosiguió:
– Y dentro de un año ya quiero tener a un hijo en mis brazos, porque ser madre es una cosa hermosa y quiero educarlo como Dios manda.
– ¿Lo vas a llevar a la iglesia para el bautismo?
– ¡Qué pregunta, padre! Somos católicos.
– Y… otra vez a buscar el desperdicio – proseguí, conteniendo mi ironía.
Pero quise continuar:
– ¿Qué pasó, que vi un moño negro en la puerta de tu casa?
– Fíjese, padre, que hace un mes el Señor recogió a mi abuelita.
¡Qué en paz descanse!
– Y la llevaron derechita al panteón.
– Primero a la iglesia con una bonita misa de sufragio y todos los jóvenes del grupo nos acompañaron con los cantos.
– Una vez más necesitaron del desperdicio.
No quise ahondar más. A mi amiga ya le había llegado el mensaje.
Hoy más que nunca necesitamos de este desperdicio, para que en Jesús tengamos vida, y vida en abundancia.
Padre Román

Fuente/Autor: Padre Román, cs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *