La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Momentos alegres #119
01/27/2020
Momentos alegres #124
01/27/2020

Momentos Alegres

Momentos alegres #121

27 de enero de 2020

***
Había una vez en una cantina un borrachito y ve a otra borrachita y este le dice a ella:
– ¡Mamachita!
Y ella le dice:
– Y tú papatarzán.

***
Había una vez un tipo tan tacaño, que estaba soñando
que se estaba tomando un café y se despertó para no pagarlo.

***
Había un señor tan tacaño que veía la misa por televisión,
y cuando venían las limosnas cambiaba el canal.

***
Era un papá tacaño, cada cinco de enero tiraba tres tiros hacia arriba.
Cuando los hijos le preguntaban.
– Papá, ¿Y qué fue eso?
Le respondía:
– Los tres reyes magos que se suicidaron.

***
Entra el señor tacañoli a una clínica de emergencia,
entonces el médico al ver que no podía respirar dice:
– ¡Rápido la mascarilla!
Y entonces se escucha la voz del paciente:
– ¡No, la más baratilla!

***
Un padre le dice a su hijo:
– Hijo, anda, pídele azúcar a la vecina.
Entonces, el niño va, y vuelve y le dice a su papá:
– Papá, la vecina no quiere prestarnos azúcar.
Entonces, el papá le dice:
– ¡Que tacaña, esa vieja! No importa hijito, saca la nuestra mejor.

***
Una vez un hombre tacaño iba con su esposa en el auto y
pasan por un restaurant, la esposa del señor huele y dice:
– ¡Que rico olor!
Entonces, el señor dice:
– ¿Te gustó? ¿Quieres volver a pasar?

***
Era un hombre tan tacaño, tan tacaño, tan tacaño
que ladraba por las noches para no comprarse un perro.

***
Un hombre fue a una barbería y le preguntó al dueño:
– ¿Cuánto cuesta la rasurada?
El barbero contesta:
– Cuesta dos pesos y el corte de pelo cinco pesos.
Y el hombre responde:
– Entonces, rasúreme la cabeza.

***
Un hombre llama por teléfono a su vecino y le dice:
– José, por qué no amarras a tu perro que necesito hablar contigo.
Y le contesta:
– ¿Por qué no lo amarras tú, para que yo pueda salir?

***
– ¿Qué se echa Superman para ir a una fiesta?
– Su perfume.

***
– ¿Dónde cuelga su ropa Superman?
– En superchero.

***
Están dos presos y uno le dice al otro:
– Te tengo una noticia buena y una mala.
– Dime primero la mala.
– Es que mañana van a fusilar a uno de los dos.
– ¿Y la buena?
– Es que ese no soy yo.

***
Estaba un preso en su celda, y llega un nuevo preso,
y entre los dos empiezan a platicar y el nuevo le pregunta:
– ¿Y tú por qué estás aquí?
Y el otro preso contesta:
– ¡Pues porque no me dejan salir!

***
Un policía que va persiguiendo a un ladrón, lo pierde en una esquina y
le pregunta a un hombre:
¿Vio a alguien doblar esta esquina?
– No, cuando yo vine ya estaba doblada.

***
Un señor está triste y le dice un amigo:
– Oye, ¿Qué te pasa?
Y le contesta:
– Es que casi atropello a mi suegra.
Y el amigo le dice:
– ¿Qué pasó? ¿Te falló el freno?
– No, ¡El acelerador!

***
Una suegra que era bien metiche, pero metiche, metiche, se murió, y en su tumba le pusieron este mensaje: “Aquí descansa ella, y en la casa descansamos todos”.

***
En la funeraria…
– ¿Qué quiere que le hagamos a su suegra? ¿Incinerarla o enterrarla?
– ¡Las dos cosas! ¡No corramos riesgos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *