Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Un niño estaba parado
01/27/2020
AL BUEN PASTOR GERARDI, MÁRTIR DE LA MEMORIA
01/27/2020

Editorial

Eso me pasó en un Grupo Juvenil.

27 de enero de 2020

Eso me pasó en un Grupo Juvenil

Fue en la pasada Cuaresma, tiempo de mucha oración y entrega. La dinámica que propuse me reveló hasta que punto llega la generosidad de l@s jóvenes.
– Entonces, jóvenes, – fue mi primera pregunta –
¿Qué están dispuestos a entregarle a Jesús?
– ¡Todo!
– ¿Qué?
– ¡Todooooooo!
– ¿Están dispuestos a entregar su tiempo a Jesús?
– ¡Siiiiiiiiiiiiiiiii!
– ¿Están dispuestos a entregarle su corazón?
– ¡Siiiiiiiiiiiiiiiiii!
– ¿Están dispuestos entregarle su vida?
– ¡Siiiiiiiiiiiiiiiii!
– Entonces, ¿De veras están dispuesto a entregárselo todo?
– ¡Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, todoooooooooooooooooooooo! El se lo merece.

¡Púchica! Pensé en mis adentros. ¡Qué jóvenes tan generosos! Con estos jóvenes vamos a cambiar el mundo.

Pero luego luego mi entusiasmo se acabó con mi última pregunta:
– Entonces, ¿Están dispuesto a dejar a su novio irse de misionero
y a su novia irse al convento, si Dios los llama?
– ¡Nooooooooooooooooooooooooooo!

¡Pobre Cristo, si cuenta con est@s jóvenes!

Padre Román
Un misionero que, por gracias de Dios, sí se lo entregó todo al Mero Mero.

Fuente/Autor: Padre Román, cs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *