“No hay alegría más pura y más santa que en el atenderse unos a otros, comunicarse unos con otros”.

Beato Scalabrini
Encuentro internacional de los responsables de las Jornadas Mundiales de la Juventud
01/27/2020
Los niños genio carecen de apoyo
01/27/2020

Mundo Joven

Diez niños actores víctimas de la ambición

27 de enero de 2020

La reciente puesta en venta de la niña que protagonizó el exitoso filme Quisiera ser millonario recuerda a los niños actores que han sufrido la explotación de sus padres. Presentamos una lista de histriones que trabajaron duro desde muy pequeños con diversas consecuencias.

La reciente puesta en venta de la niña que protagonizó el exitoso filme Quisiera ser millonario recuerda la ambición de los padres por sacarle el mayor provecho económico a sus talentosos hijos actores. Presentamos una lista de 10 actores que trabajaron duro desde muy pequeños, aunque algunos decidieron partir de este mundo.
La niña Rubina Alí, estrella de la cinta Quisiera ser millonario, fue puesta en venta por su propio padre, ante la frustración que ha sentido este hombre por no ver superada la pobreza extrema en la que viven, lo que recuerda que otros niños actores han sido víctimas de la ambición de sus progenitores, aunque algunos lograron sobrevivir al monstruo de sus familias y de la fama.

Rubina Alí
Con tan sólo nueve años de edad, Alí logró protagonizar el filme ganador de ocho premios Oscar, Quisiera ser millonario. Sin embargo, tras recibir la gloria y el reconocimiento regresó a vivir en condiciones de extrema pobreza, con los otros niños protagonistas del filme, sin ver cumplidas las promesas del Gobierno de la India para mejorar sus condiciones de vida.
Reporteros del News of the World al enterarse que Rafiq Qureshi estaba vendiendo a Rubina al mejor postor, se hicieron pasar por un opulento jeque y su esposa, y le ofrecieron 224 mil 700 euros (casi cuatro millones de pesos) por la pequeña actriz, cantidad que aceptó gustoso, aunque después de enterarse que había sido un montaje negó los hechos.

Macaulay Culkin
Los padres de Macaulay fueron sus manejadores, quienes gozaron de las grandes ganancias de este niño actor prodigio que llegó al éxito con filmes como Mi pobre angelito (1990), pero en 1994 se separaron y comenzaron una feroz batalla legal por su custodia y su dinero.
Culkin quien ya gozaba de una gran fortuna con sólo 10 años de edad, prefirió parar su desempeño actoral por los seis años que duró el litigio y gastarse el dinero que había ganado. Cuando retomó su carrera ya no fue igual. Tras casarse a los 18 años y enfrentar su divorcio, en 2004 fue detenido por posesión de estupefacientes, además es de las pocas celebridades que ha defendido a Michael Jackson, ante las acusaciones que tuvo de abuso sexual contra menores este cantante.

Judy Garland
Inició su carrera a los dos años de edad y consiguió el éxito a los 16 en el filme El Mago de Oz. Desde sus comienzos sufrió adicción a diversas drogas presionada por la gente que la manejaba, sin que sus padres intervinieran para evitarlo, buscando siempre que rindiera más y pudiera controlar su peso.
Llegó a casarse cinco veces, dando a luz la famosa cantante Liza Minelli. En 1950 cuando fue despedida de la Metro Goldewn Mayer intentó suicidarse por primera vez y tras buscar terminar con su muerte en más ocasiones, fue encontrada muerta en 1969, víctima de una sobredosis de somníferos.

Britney Spears
Comenzó su carrera actoral cuando apenas tenía ocho años de edad, actuando en el programa de televisión Star Search y luego fue animadora en el Club de Disney, dando el salto después a la industria musical donde grabó el megahit One More Time, convirtiéndose en La Princesa del pop con tan sólo 17 años.
Tras otras exitosas producciones musicales, una película y varias giras, su conflictiva vida personal provocó que su carrera entrara en un bache. La prensa ha estado atenta a sus problemas de adicción, sus divorcios y la pérdida de la custodia de sus dos hijos, así como las versiones de que ha sido víctima de la explotación de su propia madre. Spears actualmente lucha por salir adelante con una gira mundial que concluirá en Londres el verano próximo.

Shirley Temple
Fue una niña prodigio que conquistó el mundo del cine actuando, cantando y hasta bailando tap. Con apenas seis años de edad debutó en Stand up and cheer (1934), musical protagonizado por Warner Baxter y Madge Evans, y ganó tal popularidad que llegó a convertirse en una súper estrella. Fue tal su éxito que su fama logró sacar de la crisis a la empresa Fox y a sus padres.
Al crecer ya no logró el mismo éxito en su infancia, siendo relegada a papeles secundarios, lo que provocó que se volviera alcohólica antes las frustraciones de no tener mejores papeles, dañando su matrimonio y su propia carrera. Tiempo después se recuperó y hasta logró ser diplomática del gobierno de Estados Unidos.

Haley Joel Osment
Con apenas 11 años de edad logró ser nominado a los premios Oscar por su gran desempeño en el filme Sexto Sentido, que lo lanzó como uno de los principales actores de su edad.
Joel Osment tuvo una pausa en su carrera en los últimos años, sin embargo volvió a ser noticia tras un accidente de tráfico donde fue acusado de manejar bajos los efectos del alcohol y posesión de mariguana.

Drew Barrymore
Llegó al éxito en la pantalla grande con tan sólo seis años de edad en el filme E.T. (1982), pero tres años después la presión del mundo del espectáculo provocó que tuviera problemas con el alcohol y drogas, tocando fondo a los 13 años de edad.
Su madre, arrepentida por meterla a trabajar tan pequeña, en un acto desesperado la ingresó en una clínica de rehabilitación en 1988. Barrymore logró recuperarse físicamente y retomó su carrera cinematográfica en diversas comedias que hasta la fecha la han mantenido vigente.

Jonathan Brandis
Debutó, en 1982 a los seis años, en el drama One Live to Life. Cinco años después, en 1987 hizo una aparición en Atracción Fatal y consiguió su primer papel protagonista en la película La historia interminable II, también obtuvo el papel de Bill Denbrough en la miniserie It, basada en el libro de Stephen King.
Cuando dejó la niñez actuó en varios filmes y series sin mayor repercusión, mientras su vida personal estaba llena de incidentes con drogas. A los 27 años de edad tomó la decisión de suicidarse, ahorcándose en un hotel de Los Angeles.

River Phoenix
Se convirtió a los 12 años de edad en la cabeza de familia con padres que comúnmente carecían de dinero, debido a sus actividades en una secta llamada Los Hijos de Dios.
La presión por conseguir mejores papeles lo logró a ser un actor prometedor, llegando incluso a estar nominado al Oscar por Running on Empty en 1988. Sin embargo su destino se truncó en 1993 cuando murió de una sobredosis de droga, al salir de un club en Hollywood, con tan sólo 23 años de edad.

Mary-Kate y Ashley Olsen
Esta gemelas se hicieron famosas desde que tenían nueves meses en la serie Padres Forzosos, donde estuvieron por largos siete años. Contrario a otros actores, entraron a la Universidad y han hecho un total de 40 películas, y además son exitosas empresarias.
Lo negativo de las Olsen ha sido lidiar con su fama y gran fortuna, lo que ha provocado que tengan problemas con drogas y desordenes alimenticios, sin embargo han sobrevivido cuidando su dinero.

Fuente/Autor: René Cruz // tVa.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *