Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Cruzan migrantes y piden asilo a EU
01/27/2020
Suben expulsiones 40% en 90 días
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Aumenta migración debido a la violencia

27 de enero de 2020

Aumenta migración debido a la violencia

La proliferación del crimen organizado se ha convertido en los últimos años en uno de los factores más importantes que han obligado a miles de guatemaltecos a migrar a otros países para salvar su vida, según un estudio del Centro Internacional para los Derechos Humanos de los Migrantes (Cidehum), con sede en Costa Rica y que preside Gabriela Rodríguez Pizarro, exrelatora de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de los Migrantes.

El análisis enfatiza en que las extorsiones, el narcotráfico, el posicionamiento de las pandillas en territorios, la explotación sexual, la trata de personas y el reclutamiento forzado de jóvenes en grupos criminales son los principales factores que obligan a los ciudadanos del triángulo norte de Centroamérica —Guatemala, El Salvador y Honduras— a migrar.

“Se ha identificado que el patrón de desplazamiento forzado en Guatemala se da de la siguiente forma: primero, de las zonas apropiadas por el narcotráfico al interior del país en búsqueda de otras zonas o territorios, y luego se da el desplazamiento forzado externo, principalmente hacia Norteamérica”, resalta el estudio.

El informe destaca que en 11 departamentos ocurre más el fenómeno. En ese grupo figura la capital, donde las áreas más vulnerables son la colonia Carolingia, en la zona 6 de Mixco, y Ciudad del Sol, Villa Nueva, sectores donde los pandilleros tienen el control económico y extorsionan a pequeños empresarios y asesinan o amenazan de muerte a quien no cumpla con la cuota de extorsión.

Se calcula que en Centroamérica unos 400 mil migrantes viven sin documentos, una gran cantidad de los cuales han huido de sus territorios a causa del crimen organizado. También casi 17 mil centroamericanos permanecen refugiados en Canadá y EE. UU., de ellos seis mil 705 son guatemaltecos, señala el estudio.

Desprotegidos

Uno de los factores que inciden en que la violencia incremente el flujo de migraciones en Centroamérica es la falta de respaldo que las víctimas encuentran en sus Estados. Aunque se hacen esfuerzos, “estos resultan incipientes e insuficientes en comparación con la magnitud de la violencia generada por el crimen organizado”. En muchos casos las víctimas no se atreven a denunciar porque temen que las autoridades estén infiltradas.

El análisis concluye en que los Estados no reconocen la migración forzada como consecuencia del crimen organizado y la violencia, por lo cual “no existen políticas públicas orientadas a proteger a las víctimas del desplazamiento forzado generado por ese flagelo”.

“Cuando la gente no encuentra mecanismos de protección nacional, se va, porque el país no me genera protección, y la gente no denuncia por temor a ser de nuevo perseguida”, expuso Sharon Granados, coordinadora de proyectos de Cidehum.

Víctimas de trata

La trata de personas es otro de los flagelos que afectan a la comunidad migrante. Según datos del estudio, en la actualidad dos mil 551 menores guatemaltecos se encuentran desaparecidos en la región y son posibles víctimas de trata o explotación sexual.

“En el 2013 el Ministerio Público identificó a 570 posibles víctimas de trata de personas, 78 por ciento más que en el 2012. Naciones Unidas estima que por cada víctima rescatada, 30 más son explotadas de manera clandestina”, señaló Rodríguez.

Fuente/Autor: Prensa Libre – Sergio Morales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *