Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Momentos alegres #74
01/27/2020
Momentos alegres #78
01/27/2020

Momentos Alegres

Momentos alegres #76

27 de enero de 2020

*** Padre Héctor Zúñiga Cárdenas, Misionero Mexicano en Sydney, Australia, nos envió este chiste.

PARABOLA DE LOS CINCO PERROS

Estaban un Ingeniero, un Contador, un Químico, un Experto en Informática y un Político alardeando sobre la inteligencia de sus perros.

El Ingeniero ordenó a su perro: “Escalímetro, muestra tus habilidades”.
El perro trotó hasta el depósito, agarró unos ladrillos, unas tablitas y rápidamente armó él solo una cucha (casita para perros).

Todos admitieron que eso era algo increíble.

Entonces el Contador dijo que su perro podía hacer algo mejor y le dijo: “”Formulario, muestra tus habilidades”.
“Formulario” fue hasta la cocina, volvió con quince galletitas y las dividió en cinco pilas iguales de tres galletitas cada una enfrente de cada uno de los presentes.

Todos admitieron que era genial.

Pero el Químico dijo que su perro podía hacer algo aún mejor: “Cuántico, muestra tus habilidades”.
“Cuántico” se levantó, caminó hasta la heladera, tomó un litro de leche, agarró un vaso mediano y lo llenó sin volcar ni una gota, le puso azúcar, chocolate en polvo y lo revolvió.

Todos aceptaron que esto era impresionante.

El Experto en Informática sabía que podía ganarles a todos…”Megabyte, hazlo…!!!”
“Megabyte” atravesó el cuarto, encendió la Computadora, controló si tenía “virus”, mejoró el Sistema Operativo, mandó un E-Mail e instaló un jueguito excelente”.

Todos sabían que era muy difícil de superar, así que miraron al Político y le dijeron: “Y su perro ¿qué puede hacer?”

El Político llamó a su perro y le dijo: “Elecciones” muestra tus habilidades!”
“Elecciones” se paró de un salto, se comió las galletitas, se tomó toda la leche chocolatada, borró todos los archivos de la Computadora, acosó sexualmente a los otros cuatro perros, después alegó que como los otros habían hecho fraude, se retiraba, pidió su “Jubilación de Privilegio” y usurpó la cucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *