Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
El Verdadero Amor
01/27/2020
El decálogo del Papa Francisco para ser feliz
01/27/2020

Mundo Joven

EL DESAFÍO DE ESTUDIAR Y TRABAJAR CORRECCIÓN Y DISCIPLINA

27 de enero de 2020


EL DESAFÍO DE ESTUDIAR Y TRABAJAR
CORRECCIÓN Y DISCIPLINA –
Concentrarse en los estudios para tener mejores posibilidades en un futuro son, en su mayoría, las principales motivaciones de quienes deciden ir a la universidad y trabajar al mismo tiempo

Al culminar la secundaria, son muchos los jóvenes que encaran el gran desafío de trabajar y estudiar al mismo tiempo. Saber equilibrar ambas ocupaciones no es tarea fácil y, en algunos casos, no parece posible.

Cuando los jóvenes toman la difícil decisión de emprender al mismo tiempo estos dos importantes desafíos, lo hacen por distintos motivos: algunos porque quieren progresar en su trabajo, otros porque desean aumentar sus conocimientos o ingresos.
Concentrarse en los estudios, para tener mejores posibilidades en el futuro, suele ser la principal motivación para quienes estudian y trabajan a la par.

Muchos jóvenes trabajadores se encuentran en esta situación pero entienden que, al tener un título profesional o técnico, podrán aspirar a un futuro más beneficioso y alentador.

Si deseas estudiar y trabajar al mismo tiempo, escoge un trabajo adecuado. No siempre podemos elegir quién nos contrata, pero es importante aclarar nuestras prioridades a la hora de buscar empleo. Lo ideal sería que el horario sea parcial y compatible con la asistencia a clases. También es importante fijarse metas realistas. Tan malo es no exigirse resultados como exigirse cosas imposibles. Por eso, es mejor asumir pocos compromisos, solamente aquellos que podamos cumplir.

INDEPENDENCIA ECONÓMICA Y ORGANIZACIÓN

Estudiar y trabajar al mismo tiempo, en muchas ocasiones, es una brillante oportunidad para adquirir un poco de independencia económica, y, si uno tiene suerte, incrementar los conocimientos académicos a través de la experiencia práctica. Sin embargo, claro está, muchas veces también presenta dificultades a la hora de poder realizar todas las tareas.

En los casos en los que es factible trabajar y estudiar a la par, hay que contar con una buena organización, ya que la situación no deja de ser un reto.

Para ello, se deben mantener los materiales de estudio en forma organizada y en un lugar específico. No está de más contar con un calendario con las fechas límites de entrega para iniciar con tiempo los proyectos y así tener el suficiente tiempo para terminarlos, en caso de que se presenten otras actividades en ese lapso. Si uno está cursando distintas materias al mismo tiempo, no hay que concentrarse en una sola mientras las fechas de entrega se acercan.

Sería oportuno, para quienes conviven contigo, que sepan dónde y cuándo estarás en tal lugar para que no te exijan un tiempo con el que no cuentas. Entiende que no todos en tu trabajo entenderán la exigencia de ser estudiante y, no todos tus compañeros de Facultad entenderán las responsabilidades de trabajar mientras se estudia.

Probablemente, al intentar cumplir con las obligaciones del trabajo y estudio, aparezcan cuadros de estrés, por lo que es importante que uno aprenda a contenerlos. Hay que tomar descansos, mantenerse activos y disfrutar de cada etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *