Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
La santidad sigue teniendo gancho en la época del «I-Pod» y del «YouTube»
01/27/2020
COMUNICACIONES DE LA PASTORAL JUVENIL DE GUADALAJARA
01/27/2020

Mundo Joven

Critican que les obliguen a casarse muy jóvenes

27 de enero de 2020

María Angélica Puc López aún tiene vivo el recuerdo cuando su madre, Carlota López Moguel, le narró que fue obligada por sus padres a casarse cuando tenía apenas 11 años de edad.

KOMCHEM, Yuc.

María Angélica Puc López aún tiene vivo el recuerdo cuando su madre, Carlota López Moguel, le narró que fue obligada por sus padres a casarse cuando tenía apenas 11 años de edad.
Confiesa que “en esa época, así lo decidían las familias mayas… seguro todavía hay pueblos en donde se practica esa costumbre”.

Al paso de los años —ahora María Angélica tiene 37—, asimiló el drama que debió vivir su madre, quien sin estar enamorada de Silvestre Puc Santana, su padre, acabó por formar una familia de 11 hijos. Bromea al recordar que fueron muchos sus hermanos: “Qué tal si no la hubieran obligado, verdad?”.

Seguramente, comenta, en los pueblos todavía se practican los usos y costumbres de los grupos indígenas, como casar a las jóvenes en contra de su voluntad.

María Angélica, casada con Joaquín Kú Amaya, de oficio chofer, expresa que tuvo la fortuna de poder escoger a su pareja: “Tal vez porque a mi mamá se lo hicieron, ella no quiso repetir la historia”.

Su familia es originaria de Quintana Roo, donde “las familias mayas hacen acuerdos de casar a las hijas con algún varón de otra familia amiga o de la misma región, sin importar si la mujer y él están de acuerdo”. Asegura frente a sus tres hijas, con el tiempo esas costumbres se tendrán que ir acabando. María Angélica apunta que los usos y costumbres ancestrales traen a la larga sufrimiento y humillación. Mi madre sufrió mucho: “Por obedecer a mis abuelos, se casó con mi padre y su vida fue difícil, porque mi papá fue siempre mujeriego… no quería a mi madre”.

De cuna humilde, Puc López también sostuvo que no debe permitirse más esa “tradición” entre los indígenas, porque “ofende a las mujeres, es una humillación”.

Fuente/Autor: Yazmín Rodríguez – El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *