La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
El Papa a jóvenes: Sean protagonistas de una sociedad inspirada en el Evangelio de Cristo
01/27/2020
El “rock” del Papa Francisco arrasa en la prisión
01/27/2020

Mundo Joven

Benedicto XVI critica marginalidad de los jóvenes

27 de enero de 2020


La incertidumbre y la fragilidad que afectan la vida de tantos jóvenes los orilla a la dependencia de las drogas y la violencia, dijo el Papal

El papa Benedicto XVI denunció este jueves la incertidumbre y la marginalidad que padecen los jóvenes, una situación que los orilla a fenómenos de dependencia de las drogas, de desviaciones y de violencia.

Esto durante un mensaje pronunciado ante los participantes en la asamblea plenaria del Pontificio Consejo para la Cultura del Vaticano, que inició aquí el miércoles y se extenderá hasta el domingo bajo el tema: Culturas juveniles emergentes.

“Numerosos factores se juntan para delinear un panorama cultural cada vez más fragmentado y en continua, velocísima evolución, al cual no son extraños las redes sociales, los nuevos instrumentos de comunicación que favorecen y provocan ellos mismos continuos y rápidos cambios de mentalidad”, dijo.

“Se establece así un difundido clima de inestabilidad que toca el ambiente cultural, como el político y el económico, este último marcado también por las dificultades de los jóvenes a encontrar un trabajo”, apuntó.

De acuerdo al líder católico, la incertidumbre y la fragilidad que afectan la vida de tantos jóvenes no raramente los empujan a la marginalidad, los vuelven casi invisibles y ausentes en los procesos históricos y culturales de la sociedad.

Asimismo estableció que ellos reciben mensajes contradictorios sobre la corporalidad, fuertemente afectados por un clima que se expresa en la “espectacularización” de la vida íntima y personal, o la cerrazón individualista y narcisista de las propias necesidades e intereses.

“Mirando a los países del llamado ‘tercer mundo’, nos damos cuenta que ellos representan un desafío para la sociedad del consumismo globalizado, a la cultura de los privilegios consolidados, de la cual se beneficia un círculo restringido de la población en el mundo occidental”, señaló.

Advirtió que no todo es malo en las culturas de los jóvenes, ya que muchos de ellos se dedican a los más necesitados o entregan sus mejores energías en un intento por construir, en diversas partes, sociedades capaces de respetar la libertad y la dignidad de todos.

“Si la juventud no esperase ni progresase más, si no insertase su energía en las dinámicas de la historia, su vitalidad, su capacidad de anticipar el futuro, nos encontraríamos una humanidad plegada sobre sí misma, priva de confianza y de una mirada positiva al mañana”, ponderó.

Fuente/Autor: El UniversalSeccionesSociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *