La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Actualidad del nuevo beato Franz Jägerstätter, padre de familia martirizado por Hitler
01/27/2020
Beatificación de mártires de Nagasaki: la mayor cita católica de oración en Japón
01/27/2020

Testimonios

Antonio Rosmini, del «Índice» de libros prohibidos a beato

27 de enero de 2020

Su beatificación tendrá lugar en Novara el 18 de noviembre.

ROMA, Italia

Será beatificado el 18 de noviembre Antonio Rosmini Serbati (1797-1855), sacerdote italiano, pensador de hondo calado, autor de libros que han dejado huella, quien sufrió la condena del Santo Oficio de algunos de sus escritos por interpretaciones equivocadas promovidas por algunos seguidores.

Ordenado sacerdote en 1821, Antonio Rosmini fundó en 1830, en Domodossola, el Instituto de la Caridad, congregación religiosa reconocida en 1839 por el Papa Gregorio XVI, a la que, algunos años después se sumará la congregación de las Hermanas de la Providencia.

A pesar de su absoluta fidelidad al Papa Pío IX, al que siguió en su exilio en Gaeta (1848), las autoridades eclesiásticas, en 1849, pusieron en el «Índice» de los libros prohibidos dos de sus obras. Más tarde, fueron condenadas con el decreto doctrinal «Post Obitum» cuarenta proposiciones suyas, extraídas de obras sobre todo póstumas y de otras editadas en vida.

El 1 de julio de 2001 una «Nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe», firmada por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, alejó toda sombra de duda sobre la presunta culpabilidad de Rosmini.

Monseñor Renato Corti, obispo de Novara (diócesis del futuro beato) presentó al gran filósofo como un apóstol de la caridad este 8 de noviembre en la sede de «Radio Vaticano»

Monseñor Corti subrayó que este mensaje está presente incluso en el nombre de la congregación fundada por Rosmini: «Societas a Charitate» (Instituto de la Caridad o del amor), surgida en 1828. Fundó además las Hermanas de la Providencia en 1832.

El mensaje central de Rosmini, según el obispo, es el siguiente: Jesús Crucificado es el símbolo de ese amor, que representa el fulcro de todo el cristianismo.

Participarán en su beatificación, en Novara, entre siete y ocho mil personas. Por el momento, se han inscrito más de cuatrocientos sacerdotes y unos treinta obispos.

La misa estará presidida en nombre del Papa por el cardenal portugués José Saraiva Martins, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *