Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
En EE.UU. radican 29,3 millones de personas de origen mexicano, dice el Gobierno
01/27/2020
Por favor, Dios, que alguien se interese
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

VOCES DE MISIONEROS DESDE KENIA

27 de enero de 2020

Publicamos a continuación algunos extractos de los numerosos testimonios que llegan a MISNA en las últimas horas desde misioneros de varias congregaciones presentes en Kenia y que permiten testear el pulso de la difícil situación en el país en estas últimas horas. Por evidentes motivos de seguridad no daremos el nombre de las fuentes que pidieron permanecer anónimas, dejando como referencia el lugar de procedencia.

ELDORET: “Las iglesias y escuelas se han transformado en dormitorio para miles de personas que huyen, aterrorizadas por la violencia de los días pasados. Hemos pedido inútilmente a la policía darnos un mínimo de seguridad, especialmente durante la noche, pero no hemos obtenido respuesta. La ciudad de Eldoret es uno de los centros más “calientes” del país, la violencia está difundida y faltan bienes de primera necesidad: desde la fruta al combustible, los precios se han literalmente cuadruplicado.

KISUMU: “Durante la noche hay toque de queda y ninguno de mueve. Hay una calma relativa. Pero falta la comida porque desde hace días los negocios y mercados están cerrados. Hoy hay movimiento de vehículos, hay medios de transporte, vuelve un poco la normalidad. Es aún pronto para decir si los bancos u oficinas abrirán. Se espera que retomando el trabajo vuelvan las cosas de primer necesidad a los negocios: harina, pan, leche, condimento, verduras varias que faltan desde hace días”.

MARALAL: “Muchos han pasado la noche en la estación de policía, otros en una vigilia de oración que duró toda la noche en la misión. El primero de enero, ayer, hubo calma relativa, algunos kikuyu fueron llevados a la ciudad de Nyahururu con buses escoltados por la policía (en Nyamhururu los Samburu están en peligro y fueron invitados a dejar la ciudad y volver a Maralal). En la tarde la situación está en calma, fueron reabiertos los negocios y la gente ha podido hacer las compras. No hay paz aún, pero la gente respira”.

MOMBASA: “Después de las grandes tensiones del 31 de diciembre, ayer había una calma relativa (alguno me dijo “porque no no había ya nada más que saquear”). Entorno a Likoni fueron saqueadas varias casas, y en nuestra misión encontraron refugio 150 a 300 personas, especialmente mujeres y niños. La noche pasó tranquila, también porque había un equipo de policías. La Cruz Roja ya ofreció cobertores, pero la comida es más necesaria”.

NAIROBI: “Desde varias partes de Nairobi me mandan mensajes sms, todos en la misma situación de miedo e inseguridad y la falta de comida y otras cosas… sobretodo de paz. Y no entiendo qué es lo que sucede y porqué está sucediendo. Todos está orando a Dios que les salve de esta locura. Oran, invitan a otros a orar, piden orar porque prevalezca la paz. Y tienen miedo por sus niños, por el futuro”.

Fuente/Autor: Misna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *