La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
XX Jornada Oración y Ayuno por los Misioneros y Mártires
01/27/2020
VIERNES SANTO
01/27/2020

Tu Página

Una Carta de…

27 de enero de 2020

Te vi ayer cuando comenzabas tus tareas diarias. Te levantaste sin siquiera acordarte de orar a tu Dios, en todo el día no hiciste nada de oración.
De hecho, ni siquiera recordaste bendecir tus alimentos. Eres muy desagradecido con tu Dios, y eso me gusta de ti. También me agrada la enorme flojera que demuestras siempre en lo que se refiere a tu crecimiento cristiano. Rara vez lees la Biblia y cuando lo haces estás cansado. Oras muy poco y muchas veces solamente recitas palabras que no meditas.
Por cualquier pretexto faltas o llegas tarde a tus reuniones de formación. Y tu vida sacramental está por los suelos… Solamente vas a misa los domingos y hasta llegas tarde.
Todo eso es útil para mí.
No puedo describirte como me alegra que en todo este tiempo en que estás siguiendo a tu Dios, no hayas cambiado tu manera de comportarte.
Tantos años y sigues como al principio, crees que no tienes nada que cambiar. Simplemente… me encantas…
Recuerda que tu y yo hemos pasado muchos años juntos y aún te detesto. Es más, te odio porque odio a tu Padre. Solamente te estoy usando para molestarlo. Él me echó del cielo y yo voy a utilizarte mientras pueda para vengarme de Él.
Mira ignorante, DIOS TE AMA y tiene grandes planes preparados para ti. Pero tú eres tan idiota que me has cedido tu existencia y yo voy hacer que vivas un verdadero infierno en vida. Así estaremos juntos doblemente y esto realmente va a dolerle a Dios.
Con tu cooperación voy a mostrar quien es realmente el que manda en tu vida. Con todos los momentos prendidos que nos hemos pasado…….. Hemos disfrutado juntos muchas películas XXX. Y que decir de las veces que hemos ido a los “espectáculos artísticos en vivo”. Aquel día de tu “debilidad” con aquella personita simpática… qué rebién nos la pasamos. Pero más me agrada que no te arrepientas sino que reconozcas que eres joven y tienes derecho a gozar la vida. No hay duda…..eres de los míos.
La música vulgar y de doble sentido que escuchas me encanta. ¿Cómo sabes cuales son los grupos que me gusta escuchar?
No dejes que nadie te mande o te diga lo que debes que hacer, siempre actúa como te venga en gana. Eres libre de hacer lo que quieras.

Me encanta verte platicar dentro de la Iglesia. Distraes a los devotos. Los chismes que siembras y dispersas en tu comunidad me son de mucha utilidad.
Tienes gran habilidad para crear divisiones. Me ayudas. Dos que tres se han retirado porque tú los ignoraste o les diste mal testimonio. Sigue así, no vayas a cambiar de actitud. Si te remuerde tu conciencia, no le hagas caso. No cambies. En todo caso, retírate tu también. Si dejas de asistir por lo menos habré asegurado tu alma.
Sigue así idiota. Para que podamos quemarnos juntos para siempre, yo sé del lugar adecuado, Dios lo preparó para mí pero tú eres mi invitado si me quieres seguir.
Esto es más que una carta para decirte cuanto te aprecio. Hoy quisiera decirte “GRACIAS” por dejarme que te utilice la mayor parte de tu tonta vida. Eres tan manejable que me das risa. Ante la mínima tentación sucumbes con una facilidad increíble. Realmente me matas de risa. No te das cuenta que el pecado está adueñándose de tu vida.
Eres aún bastante joven, lo cual es mejor para mí, necesito sangre nueva.
Así que por favor sigue siendo tal y como eres para que enseñes a otros a pecar. Si puedes, que sean más jóvenes que tú. Solo actúa tal y como eres. No te costará trabajo, ¿o sí?
No olvides ir a antro y pasarte en copitas. Me encanta verte en estado de ebriedad en medio de los manoseos… Me siento feliz cuando te veo bailando esas canciones con doble sentido… Como lo disfruto. Ciertamente cuando vas y te diviertes sanamente, me desilusionas. Pero no hay problema… siempre habrá otra oportunidad.
Lo que más me agrada es que rara vez tengo que tentarte, casi siempre caes por tu cuenta. Tú buscas los momentos propicios, tu te expones a situaciones peligrosas, tú buscas mis ambientes….. ¡Cómo me gustas!
Si tuvieras algo de sesos cambiarías de ambientes y compañías, recurrirías a los sacramentos y entregarías realmente tu vida a Dios. Vivirías el resto de tus años bajo la guía del Espíritu Santo.
No acostumbro enviar este tipo de mensajes, pero eres tan conformista espiritualmente que no creo que vayas a cambiar. No me malentiendas, aún te odio y no me interesas en lo más mínimo.
Si te busco, es porque me agrada como tu manera de comportarte hace quedar en ridículo a Jesucristo.
Tu enemigo que te odia…
Satanás

P.D.- Si realmente me amas, no muestres esta carta a nadie.

Fuente/Autor: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *