Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Mueren nueve mexicanos al huir de Patrulla Fronteriza
01/27/2020
Encuentran migrantes dentro de asientos
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Sufren niños por leyes anti-inmigrantes

27 de enero de 2020

ARIZONA

Los hijos de inmigrantes indocumentados, la mayoría ciudadanos estadounidenses, son los más afectados por el sentimiento anti-inmigrante que se vive en Arizona, según una organización defensora de los derechos de los niños.

El futuro de los hijos de inmigrantes se encuentra en riesgo ante el continuo ataque en contra de sus padres o familiares que no tienen un estatus legal en el país, indicó Matt Jewett, representante de Children’s Action Alliance, organización sin fines de lucro que aboga por los derechos de los niños en Arizona.

Jewett señaló que en Arizona alrededor de 250 mil niños carecen de seguro médico pese a que más del 50 por ciento es elegible para recibir asistencia pública por parte del programa local de salud conocido por sus siglas en ingles como AHCCCS.

“Un gran porcentaje de estos niños es de origen hispano”, aseguró el investigador.

Agregó que la aprobación de leyes en Arizona que buscan penalizar a todos aquellos que han cruzado la frontera de manera ilegal, perjudica directamente a los hijos de los inmigrantes.

“Muchos padres de familia no acuden a solicitar el cuidado médico por temor a enfrentar una posible deportación, aunque sus hijos son elegibles por ser ciudadanos estadounidenses”, enfatizó.

VIDA COMPLICADA

El 25 por ciento de los niños en Arizona es de familia inmigrante, y se calcula que para el año 2020 esta cifra aumentará al 40 por ciento, según la organización Children’s Action Alliance.

En las elecciones del mes de noviembre, los votantes de Arizona decidirán sobre al menos tres nuevos proyectos de ley que harían más difícil la vida de los inmigrantes en este estado.

Una de las iniciativas negaría a los padres de familia indocumentados acceder a programas de asistencia pública para el cuidado de niños.

“Esto va a crear un gran problema para muchas familias, vamos a ver casos de más niños que serán dejados solos en sus casas porque sus padres no pueden pagar una guardería, especialmente en los horarios después que termina la escuela”, apuntó Jewett.

Otra iniciativa de ley que también podría estar en las boletas es la que se ha conocido como “la nueva 200” y también como “Protejamos nuestra ciudad”, que busca asignar funciones migratorias al Departamento de Policía de Phoenix.

Se espera que en las próximas semanas se sepa si la medida obtuvo las su- ficientes firmas de votantes registrados para poder ir a las urnas.

La Ley 200 niega el acceso a ciertos programas de asistencia pública a los inmigrantes indocumentados, así como exige a los empleados de estas dependencias públicas reportar ante el servicio de Inmigración a las personas que han acudido a solicitar ayuda.

Propulsores de este proyecto de ley buscan conseguir con esta iniciativa lo que no se pudo lograr con la Ley 200.

“Sin duda hay mucho temor entre la comunidad inmigrante, lo vimos cuando fue aprobada la ley 200, cuando muchas personas dejaron de llevar a sus hijos a las escuelas e inclusive cancelaron citas médicas por temor a ser deportados”, dijo el investigador.

Un ejemplo del temor, según Jewett, es que muchas familias inmigrantes no solicitan asistencia pública a la cual tienen derecho sus hijos por ser ciudadanos estadounidenses.

En su opinión, los hijos de inmigrantes constituyen la población de mayor crecimiento, y también los más vulnerables.

Añadió que el nivel de pobreza de sus familias dobla el nivel nacional, y que además enfrentan barreras del idioma en las escuelas y un acceso limitado al cuidado médico y otros servicios públicos.

Fuente/Autor: EFE – El Diario de San Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *