La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Prevén demócratas de EU tener reforma migratoria antes de agosto
01/27/2020
No presionará Felipe Calderón por una reforma migratoria
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Segob admite deficiencias en las 48 estaciones migratorias

27 de enero de 2020

Florencio Salazar Adame, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, y la comisionada del Instituto Nacional de Migración, Cecilia Romero, anunciaron un plan de 10 acciones, con una inversión de entre 160 y 170 millones de pesos, para subsanar deficiencias.

Miércoles 28 de febrero de 2007

La Secretaría de Gobernación admitió el cúmulo de problemas que aquejan a las 48 estaciones migratorias.

Florencio Salazar Adame, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos, y la comisionada del Instituto Nacional de Migración, Cecilia Romero, anunciaron un plan de 10 acciones, con una inversión de entre 160 y 170 millones de pesos, para subsanar deficiencias.

El informe presentado explica que de las 48 estaciones migratorias sólo 11 cuentan con médico y tres con consultorio equipado; además, esperan dotar de líneas telefónicas a nueve; de sistema de monitoreo con videocámaras a cinco; equipos de cómputo e impresoras a nueve, y a 16 con equipo para consultorios médicos.

Asimismo, 15 esperan contar este año con aire acondicionado; ocho con equipo de calefacción y en el año 2008 piensan contratar a 354 funcionarios para completar 854 “especialistas en estaciones migratorias”; por ahora, cuentan con 500 funcionarios que serán capacitados en esta nueva figura.

Las condiciones de las estaciones migratorias y la violación a los derechos humanos de gente sin papeles derivó, durante 2006, en 73 quejas que ingresaron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de las cuales siete culminaron en recomendaciones.

Incluso, la recomendación 01/2007, que, aclaró la comisionada, fue de hechos ocurridos en la administración del ex presidente Vicente Fox, censuró la habilitación de cárceles municipales como estaciones migratorias, lo cual fue aceptado por Gobernación y a partir de marzo está prohibido que esto ocurra.

En 2006 también fueron sancionados 187 servidores públicos del INM, principalmente por violar los derechos humanos de migrantes centroamericanos, maltrato físico, falta de alimentación y por el estado de las estaciones migratorias.

Del total de estaciones, sólo 24 operan en inmuebles propiedad del gobierno, 17 están en arrendamiento y siete más en comodato; nueve estados (Durango, Nuevo León, Nayarit, Jalisco, Colima, estado de México, Morelos, Guanajuato e Hidalgo) no cuentan con estación migratoria y para este año piensan adquirir terrenos para construir una con mayor capacidad en Villahermosa, además de San Luis Potosí y Querétaro.

Precisaron que 83% de los aseguramientos de indocumentados el año pasado ocurrieron en los estados de Chiapas (90 mil 601), Tabasco (23 mil 387), Veracruz (17 mil 122), DF (5 mil 653), Oaxaca (5 mil 534), Tamaulipas (5 mil 474) y Sonora (4 mil 241); el resto de las entidades sumaron 30 mil 693 casos.

Se informó que del gasto total de INM durante el ejercicio 2006 (662 millones de pesos), 70% se destinó a la atención del fenómeno migratorio indocumentado (433 millones de pesos, de los cuales 150 fueron para traslados y 43 para darles de comer, entre otras erogaciones).

Las fallas fueron admitidas por Salazar Adame, pero rechazó que el gobierno federal vaya a endurecer su política contra los migrantes o quienes los auxilian, como son organismos no gubernamentales y asociaciones religiosas.

Incluso, como parte de las reformas a la Ley General de Población que planteará el Poder Ejecutivo, está la de despenalizar a los indocumentados que crucen las fronteras de nuestro país.

Romero y Salazar reconocieron que hay escasez de recursos para enfrentar la problemática, pero confiaron en que podrán sumar esfuerzos con el apoyo de los gobiernos estatales y municipales, así como instituciones civiles.

Los funcionarios no vislumbran que haya una reducción del número de migrantes que lleguen a tierras mexicanas, algunos de paso hacia Estados Unidos, pero otros a trabajar en México.

En 2002 hubo 138 mil 61 personas; en 2003 un global de 187 mil 614; para 2006 pasó a 216 mil 695; un año después subió a 240 mil 269, mientras que en 2006 se contabilizaron 182 mil 705 y para este año se han calculado 204 mil 910.

Fuente/Autor: Jorge Ramos/El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *