La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
Comic revive a Jesucristo en tiempos modernos
01/27/2020
Mensaje de la asamblea plenaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM)
01/27/2020

Temas

SECTAS RELIGIOSAS

27 de enero de 2020

¿Qué es una secta religiosa?

Una secta religiosa es un grupo de creyentes, separado del tronco originario. Nosotros los católicos ¿Qué entendemos por Sectas protestantes? Nos referimos a todos aquellos grupos que surgieron, y siguen surgiendo, en el Cristianismo desde fines del 1700. Por lo tanto, nos referimos a los grupos que se separaron de la Iglesia Católica al tiempo de Martín Lutero en el 1500.
Las sectas que están invadiendo a América Latina, vienen en Estados Unidos con fines esencialmente políticos, de disgregación en la unidad cultural, que encuentra en la Iglesia Católica su punto de cohesión.
Tienen aceptación entre la gente ignorante y marginada, en las periferias de las ciudades y en las zonas rurales más pobres y aisladas. En este sentido representan una forma de protesta contra el autoritarismo excesivo, que domina la sociedad latinoamericana a todos los niveles, y una válvula de escape para huir de la realidad demasiado dura. Por eso utilizan tanto temas apocalípticos del fin del mundo y el milenarismo, vistos como una era de paz y felicidad para los elegidos (ellos) y de muerte y destrucción para todos los demás.
Al mismo tiempo, padecen de los mismos complejos del sectarismo de siempre, que precisamente deriva de una conciencia más o menos clara de estar oponiéndose a la voluntad de Cristo, que quiso la unidad de sus discípulos (Jn 17,21). Para callarla, no se encuentra otro camino que recalcar las mismas absurdas ecuaciones, llenas de ceguera y fanatismo (la Iglesia Católica es la prostituta del Apocalipsis, el Papa es la bestia del Apocalipsis, el Vaticano tiene un tesoro fabuloso, etc.).
Uno de los grandes problemas que tenemos que enfrentar los católicos es el crecimiento y ataque de las sectas protestantes.
Por todos los medios tratan de desprestigiar a la Iglesia y afirman que lo que creemos no tiene fundamento bíblico. Desgraciadamente hay personas que por su ignorancia les han creído y han abandonado la Iglesia.
Actualmente existen más de mil sectas en el mundo y la mayoría dice ser la iglesia de Cristo.

Te preguntarás ¿A cuál debo pertenecer?
La repuesta es clara en la palabra de Dios, ya que Jesús no quiere que haya divisiones (sectas), pues Él fundó una sola Iglesia.
“Tú eres Pedro, o sea piedra, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” (Mt 16,18).
Es totalmente falso que a Dios le agrade el sectarismo y que cada quien elija, como si fuera uno a un restaurante a ver el menú de las iglesias del día.
“Si alguien fomenta sectas, llámale la atención. Si no hace caso, trátalo como un pagano” (Ti 3,10).
Así que realmente queremos obedecer a Jesús, el nos dejó una sola Iglesia y a esa debemos pertenecer. Lo que dicen los protestantes de que da lo mismo cualquier iglesia o que no interesa, es un cuento para engañar al ignorante.
Vamos a comprobarlo viendo la palabra de Dios:
“El que los rechaza a ustedes, me rechaza a mi” (Lc 10,16).
“La iglesia es el pilar y la base de la verdad” (1 Tim 3,15).
Si Jesucristo fundó una sola Iglesia, es claro que los demás grupos son fundados por hombres hace algunos años.

Nombre Fundador Lugar Fecha
Adventistas William Millar U. S. A. 1818
Adventistas del 7º Día Elena G. De White U. S. A. 1863
Amigos de los Hombres A. Freitag Suiza 1920
Bautista John Smith Inglaterra 1606
Casa de Dios Samuel Ruiz Torreón, Coah. 1980
Ciencia Cristiana Mary Baker U. S. A. 1821
Conciencia de Krisna Abhay Charan India
Cuáqueros Jorge Fox Inglaterra 1691
Discípulos de Cristo Tomas Campbll U. S. A. 1763
Ejército de Salvación Wiliam Inglaterra 1878
Espiritismo Familia Fox U. S. A. 1848
Espiritualismo Roque Rojas Mexico, D. F. 1880
Iglesia Cientología Lafayette Ronald Hubbard U. S. A.
Iglesia de Unificación Sun Myung Moon Corea 1954
Luz del Mundo Aarón Joaquin Flores Guadalajara 1926
Meditación Trascendental Maharishe Mahesh Yogui India
Metodistas John Wesley U. S. A.
Mennonitas Mennson Simons Holanda 1543
Mormones José Smith U. S. A. 1830
Nazarenos Grupo U. S. A. 1919
Niños de Dios David Berg U. S. A. 1950
Pentecostales Grupo U. S. A. 1905
Reformados Calvino Suiza
Rosacruces Christian Andreae Holanda 1610
Sociedad Teosófica Elena de Blavatsky U. S. A. 1875
Testigos de Jehová Charles Taze Russell U. S. A. 1876
Valdenses Pedro Valdez Francia 1173
IGLESIA CATÓLICA JESUCRISTO JERUSALEM 33

Si tú quieres estar en un grupo fundado por un hombre, elije cualquiera, pero si quieres estar en la Iglesia, que fundó Cristo hace poco más de 2000 años, entonces permanece en la Católica.

La Iglesia que fundó Cristo es la Católica

Esto es fácil de comprobar, pues la Iglesia de Jesús tiene que venir desde hace poco más de 2000 años y sólo la Católica puede demostrarlo.
La pregunta que siempre hay que hacerle al protestante, es que dónde estaban hace 2000 años y nunca pueden responder o salen con que estaban escondidos por que los perseguían.
Bueno, y dónde estaban hace 500 u 800 años… contestan que también estaban escondidos. La realidad es que no existían y por eso salen con el cuento de que los perseguían.
Al contrario la Iglesia Católica en cualquier año que pregunten dónde estaba, sí se puede contestar ya que viene desde el tiempo de Cristo.
Comprobémoslo:
60 Concilio de Jerusalén
110 San Ignacio de Antioquía
360 San Agustín
1226 San Francisco de Asís
1534 Concilio de Trento
1870 Concilio Vaticano I
Ninguna secta puede hacer esto, por eso sacan el truco de brincarse hasta el tiempo de la Biblia buscando en ella un nombre que se pueda poner para confundir a los ingenuos.
Cuando uno empieza a explicarles esto, dicen entonces por qué el cambió de vida en esa secta: que ya no se emborracha, ni le pega a su mujer y, cuando era católico, sí lo hacia…
A todos ellos hay que recordarles una y otra vez lo siguiente:
Para cambiar de vida no hace falta cambiar de iglesia, sino de corazón.
Si no hubo un cambio fue simplemente por que no se decidió a que Cristo lo cambiara, como lo ha hecho con muchos Católicos que siguen firmes en la fe que Jesucristo dejó.
Además, en la Iglesia siempre ha estado un jefe visible, el Papa que es el sucesor del apóstol Pedro. Murió él siguió Lino, luego Anacleto, Clemente y así hasta llegar a Juan Pablo II y en la actualidad Benedicto XVI. 265 Obispos en Roma. Esto es la razón por la que estamos seguros de estar en la Iglesia que Cristo fundó. La Iglesia Católica no es la de un hombre cualquiera sino la del Hijo del Dios, Jesucristo.
La Iglesia de Cristo fue de santos y pecadores desde el principio. Judas lo traicionó, Pedro lo negó.
Algunos protestantes se dedican a buscar el lado oscuro de los católicos y decir que por eso no es la Iglesia de Cristo, pero se les olvida que desde el tiempo de Jesús ha habido grandes santos y también pecadores.
Basta con leer las Sagradas Escrituras en Mt. 13,24-30; 1Cor. 5; Hech.5. Ahí descubrimos que ya había problemas (mentiras, inmoralidad…), pero nunca se les ocurrió decir que no era la Iglesia de Jesús.
En su actitud constante de arrancarle al pueblo la devoción y el amor a la Santísima Virgen María, nuestros hermanos separados insisten en negar la perpetua virginidad de la Madre de Dios y Madre Nuestra, diciendo que en la Biblia se habla de “hijos” de María.

a. ¿Hijos de María?

En primer lugar, no existe un solo texto bíblico que diga “hijos de María”. En ninguna versión de la Biblia de todo el mundo aparecen esas palabras. Es un invento. A muchos protestantes les hemos pedido una sola cita nunca la pueden encontrar.

b. La palabra “hermano”

En la Sagrada Escritura lo único que dice sobre ellos “Hermanos de Jesús”, pero hay que entender bien estas palabras pues la Biblia se escribió en griego, hebreo y arameo hace miles de años y las palabras tienen diferentes significados al actual.
En el lenguaje Hebreo, la palabra hermano (Aj) y hermana (Ajot), no siempre significa que fueran hermano carnales es decir, hijos de la misma madre, sino que tenía muchos otros significados, por ejemplo:
Abraham, que es tío de Lot le dice: “Que no haya pleito entre nosotros… puesto que somos hermanos” (Gen 13,8).
Al de la misma tribu de “Moisés… vio como un egipcio golpeaba a un hebreo, a uno de sus hermanos” (Ex. 2,11).
A la esposa y novia: “Me robaste el corazón, hermana mía, novia mía” (Cant. 4,9).

Y así como estas, hay cientos de citas bíblicas, donde no son hermanos de sangre y sin embargo se usa la palabra “hermano”.
Cuando los Evangelios se escribieron, sus autores conservaron esta manera de pensar. Así que, los supuestos “hermanos” de Jesús no solo parientes.

c. Los cuatro hermanos

Vamos a demostrar claramente que esos supuestos hermanos de Jesús: Santiago, José, Judas y Simón no eran hijos de María y José, no eran hermano de carnales sino parientes de Jesús. (Mc. 6,2-3)
De Santiago nos dice la Escritura que era un “Apóstol, hermano del Señor” en Gálatas 1,19, Y al buscar las listas de los Apóstoles en Mateo 10,2-3 nos dice que el padre de Santiago era Alfeo y del otro Santiago Apóstol era Zebedeo. No dice que sea hijo de José, y si no es hijo de él, tampoco lo es de María. Ese es otro error de la mala interpretación de los protestantes.
De Judas en el libro de él mismo, se nos aclara que es hermano de Santiago. Si es así, tampoco es hijo de Maria, ni hermano carnal de Jesús, como lo vimos en el punto anterior.
De José dicen los hermanos separados que también es hijo de José. Eso es una gran ignorancia, ya que un judío nunca le pone a su hijo el mismo nombre.
A un evangélico, que tenia 19 años de ser cristiano, le dijimos que nos diera un solo nombre Judío que a su hijo le pusiera el mismo nombre. No pudo contestar (ni podrán). Así que tampoco José es hijo de María.

d. Primogénito y Unigénito

Hablando del nacimiento de Jesús el evangelista usa la palabra (Lc 2,7). Este es otro de los textos que mal interpretan los protestantes para decir que si hubo un primer hijo también hubo un segundo.
Esta afirmación que parece lógica es totalmente falsa al estudiar el contexto histórico y el significado que se le daba a la ésta palabra.
En el sentido bíblico la palabra “Primogénito” (Bejor en hebreo), es el primer hijo sin importar que fuera el único o varios. No tiene un significado matemático sino de culto.
De acuerdo a la ley de Dios la familia no se esperaba a que nacieran otros para consagrar al primero de ellos a Dios. “Como está escrito en la ley todo varón primogénito será consagrado” (Lc. 2,22-24)
Así pasó con Jesús, fue el primogénito y a la vez el único hijo de Maria, por eso cuando estaba en la cruz, al no tener hermanos carnales tuvo que dejar a su mamá con un discípulo (Jn. 19. 26).
e. Hasta que
El argumento de moda que usan los protestantes para decir que Maria no fue virgen es que Mateo dice que José no la conoció hasta que dio a luz (En este caso conocer significa tener relaciones sexuales).
En realidad la palabra “hasta que” no quiere decir que después si hubo algo. Simplemente se quiere afirmar que Jesús nació por obra del Espíritu Santo. Ese es el tema que está tratando.
Es como si yo dijera “hasta que yo viví no hubo ningún temblor” con esto no quiero decir que después si hubo un temblor. Pensar lo contrario es demasiada imaginación al ver muchas novelas.
Con respecto a esta manera de expresar la misma Biblia dice: “Mikol no tuvo hijos hasta el día de su muerte” (2 Sam 6,23. ¿Qué quiere decir? ¿Qué después de muerta si tuvo hijos? ¡Claro que no!… Veamos otro ejemplo “Siéntate a mi derecha hasta que hagas de tus enemigos el estrado de tus pies” (Sal 110,2).
¿Qué quiere decir? ¿Qué después ya no estará sentado a la derecha? Claro que estará sentado siempre a su derecha.
En resumen, la Biblia nos presenta a Maria como la mujer Virgen y Madre de Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre. Hermano católico, decídete a conocer, vivir, celebrar y defender tu fe para ser un autentico Cristiano.

El material de este tema está tomado de libros y trípticos de los apóstoles de la palabra del padre Flaviano Amatulli, a quien agradecemos de todo corazón.

Fuente/Autor: Padre Flaviano Amatulli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *