La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Emite CNDH recomendación a INM
01/27/2020
Monje trapense chino cumple 110 años
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Sano y salvo el misionero filipino que desapareció en Mindanao (Filipinas)

27 de enero de 2020

Confirma la Iglesia local

MANILA/CAGAYAN DE ORO, lunes, 22 enero 2007

El sacerdote escalabriniano desaparecido a finales del año pasado en la isla filipina de Mindanao está sano y salvo.

El padre Lucio Bola, de 46 años, desarrolla habitualmente su labor en el seminario escalabriniano (o de la Congregación de los Misioneros de San Carlos –fundados por el beato Giovanni Battista Scalabrini-, a la que pertenece el sacerdote) en Pardo, Talisay (Cebu).

Se trasladó el 30 de diciembre a casa de su familia en la región meridional de Mindanao (cerca de Balingasag, en la provincia de Misamis Oriental) con ocasión de las vacaciones navideñas. Se perdió su rastro al día siguiente (Zenit, 8 enero 2007).

Se temió un secuestro. En el pasado, extremistas musulmanes de grupos como «Abu Sayyaf» -terroristas ligados a Al Qaeda- ya han secuestrado y asesinado a sacerdotes cristianos en el sur del país.

El propio sacerdote ha dado a conocer su paradero hace algunos días desde Manila, según han confirmado fuentes de la Iglesia local al órgano informativo «Fides» del dicasterio misionero.

Se puede afirmar que no se trató de un secuestro. Parece que el padre Bola tuvo que esconderse para huir de hombres armados que le seguían; se desconoce por qué causas. Entonces dejó Mindanao.

Entre los padres escalabrinianos, actualmente en Capítulo General en Roma, y en la Iglesia en Filipinas se ha difundido un cierto alivio por esta noticia; todos expresan su gratitud a cuantos han transmitido su solidaridad o se han hecho cercanos con la oración durante estos días.

El servicio pastoral en el sur de Filipinas, sobre todo en Mindanao y en las islas Sulu, presenta siempre riesgos por la difusión de grupos rebeldes de diversa matriz ideológica, así como de bandas criminales que se aprovechan del «negocio del secuestro» como medio de «financiación», recuerda este lunes la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *