Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Arizona, California y Texas deportaron a 9 mil mexicanos en el primer semestre
01/27/2020
Exhorta el Senado a protestar por medidas antimigrantes en Arizona V. Ballinas y A. Becerril
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Retenes, industria de la extorsión contra migrantes, acusa el Senado

27 de enero de 2020

Periódico La Jornada
Viernes 12 de noviembre de 2010, p. 44

Los retenes ubicados a lo largo de las carreteras del norte del país se han convertido en “puntos de extorsión y de violación de derechos humanos de los migrantes nacionales” que regresan al país en vacaciones de invierno. En esos “puntos de revisión” policías federales, estatales y municipales exigen a los paisanos cuotas que van de los 50 a los 100 dólares, y en la revisión fiscal los despojan hasta de 30 mil pesos.

El senador priísta Ramiro Hernández denunció que un análisis de la Cámara de Diputados reveló que alrededor de un millón de paisanos que retornaron el año pasado a México, procedentes de Estados Unidos, pagaron extorsiones por cerca de mil millones de pesos que se repartieron agentes aduanales de la Secretaría de Hacienda, policías federales de la división de Caminos, y elementos estatales y municipales.

Hernández destacó en tribuna que hay infinidad de retenes ilegales montados sobre todo por “policías en activo de diversas corporaciones policiacas de todos los niveles, quienes a veces están uniformados y en otras ocasiones visten de civil, utilizan patrullas y vehículos particulares sin placas o con placas de Estados Unidos”.
Lo que distingue a esos retenes, señaló el senador priísta, es que “son volantas móviles, es decir sin control ni orden, se ponen y desaparecen de un punto a otro, operan como delincuentes y no como servidores públicos”; aunado a ello, se han montado puntos de revisión fiscal donde “despojan a los paisanos de cantidades de dinero que van de los 15 mil a los 30 mil pesos”.

Demandó que las secretarías de Hacienda, de Seguridad Pública y de la Función Pública, junto con el Instituto Nacional de Migración establezcan mayores acciones de vigilancia en esos lugares para evitar las extorsiones y aplicar sanciones por los delitos de abuso de autoridad.

El perredista Pablo Gómez dijo que “el INM sigue extorsionando a los connacionales. La cosa es sistemática. En un retén todos los agentes están en el negocio. Es una industria, todos los sabemos. En hora buena que el Senado proteste y exijamos que se tomen medidas”. Por unanimidad se aprobó el punto de acuerdo presentado por el PRI.

Fuente/Autor: Víctor Ballinas y Andrea Becerril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *