Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
¿Qué es “Halloween” y qué se celebra realmente en esta fecha?
01/27/2020
ENERO, UNA CUESTA PARA ARRIBA
01/27/2020

Temas

¿Quieres conocer tu futuro?

27 de enero de 2020

¿Quieres saber la fecha exacta de tu boda o lo que te sucederá el 25 de mayo del 2010? Entonces ven con nosotros a jugar la ouija esta tarde; nos reuniremos en casa de… ya sabes quién y la pasaremos de pelos…

¿Estás dispuesto a saber desde ahora quién será tu novio o quién será tu novia? ¿Quieres saber la fecha exacta de tu boda o lo que te sucederá el 25 de mayo del 2010? Entonces ven con nosotros a jugar la ouija esta tarde; nos reuniremos en casa de… ya sabes quién y la pasaremos de pelos…

REVELACIONES DE UN MUNDO INVISIBLE

Esa dichosa tablita de la que mucho se habla y tanto aparece en series de televisión, cuentos de terror y películas es más vieja de lo que tú, tus papás y los papás de tus papás llegaron a imaginar.

Pues bien, te has de preguntar ¿dónde surgió? Sus orígenes no son muy precisos pero ya Pitágoras (540 a.C.) usaba un artefacto parecido cuando se reunía con sus alumnos y uno de ellos interpretaba a la audiencia las revelaciones del mundo invisible.

En China, antes del nacimiento de Confucio, se usaba algo similar, lo que parecía ser una forma “no peligrosa” de comunicarse con los espíritus de los muertos.

Dicen, los estudiosos de la historia, que es un “juego” que se inició con los egipcios hace ya bastantes miles de años. Hay otros que afirman que tuvo sus inicios en la India y no faltan quienes dicen que fueron los árabes quienes la introdujeron durante el tiempo de su dominación sobre España. Griegos, chinos, egipcios, hindúes o árabes, lo cierto es que esa tablita de madera con un abecedario al centro y los números del 1 al cero en la parte inferior, trae de cabeza a muchos de nuestros lectores… Pero, ¿conoces realmente lo que es la ouija?

¿ES SOLAMENTE UN JUEGO?

El jueguito es sencillo: pones la tablita entre las rodillas de dos jugadores, los dedos índice y pulgar de los dos jugadores tienen que estar sobre un triángulo de madera. Se concentran y ¡ya está! ¡Comienza el juego! El triangulito famoso comienza a moverse cuando tú le haces preguntas. “¿Voy a tener novia este año?” “¿Voy a tronar matemáticas?” “¿De qué color es el pelo de mi novio?”…

Y así, jugando se te va la tarde o la noche. Hay quienes dicen que es pura trampa. ¡Claro! Imagínate si tú eres la que le interesas al cuate que está sentado enfrente de ti: hará todo lo posible por mover el triangulito hacia su conveniencia ¿no crees?

EL PELIGRO DEL “JUEGO”

Pero, dejando las trampas y el juego a un lado, la ouija tiene su parte seria. Y no te quiero asustar con esto que te voy a decir. Que conste que a mí me lo dijeron personas que saben mucho de espiritismo, esoterismo y cosas de magia. Dicen que la ouija es una forma de invocar a los espíritus. Cuando el hombre se abre a buscar respuestas más allá de lo que se puede llegar por el uso de la razón (el estudio, la lógica, etc.), entra en el campo de lo sobrenatural, en el que sólo hay dos caminos: Dios y el demonio. Querer conocer el futuro, lo que te va a pasar es algo que está reservado a Dios. -Y me dijeron que escribiera Dios con mayúscula, porque no es cualquier Dios-.

EL CAMINO FÁCIL

Jugar a la ouija es querer irse por el camino fácil de saber lo que te va a pasar sin trabajar; sin poner nada de tu parte. ¡Tu futuro y tu destino tienes que construirlo diariamente! Además, llegas a hacerte “ouija-dependiente”: hay niños y niñas que no pueden hacer nada si no consultan a la ouija. No saben qué carrera escoger, si deben salir o no el fin de semana, si les conviene o no les conviene tal niño(a) como novio(a), etc. Así como las drogas, la ouija es el inicio de una dependencia muy fuerte.

CAMINOS IGUALMENTE PELIGROSOS

Pero la ouija sólo puede “decirte” ciertas cosas. Con el afán de conocer más del futuro y de las fuerzas ocultas, de los espíritus y del más allá, muchos que empezaron jugando a la ouija, toman más en serio su obsesión por el futuro y se van a preguntar a la “bruja” que lee las cartas, a los hechiceros que hacen limpias, a los médiums que se comunican con los espíritus chocarreros.

Aparte de que te llegan a bajar una buena lana y no son más que cuentos, poco a poco te vas haciendo “espíritu-dependiente”. Los que las consultan, terminan con la cabeza vacía de ideales, no quieren luchar por nada en la vida, todo les da miedo, no pueden emprender nada si no consultan a todas esas cosas.

UN ESPÍRITU LIBRE Y EMPRENDEDOR

Qué distinto es un niño o una niña con espíritu libre, emprendedor; que toma la vida como aventura; que cada día sabe arriesgar hasta donde su conciencia le dice; que cada día se fija nuevas metas y lucha con todas sus fuerzas por alcanzarlas; que sabe que el pasado ha quedado atrás; que el futuro aún no llega y que lo único que tiene en sus manos es el presente.

No te dejes influir por los que te dicen que es un juego inofensivo. ¡Libérate de la droga de la ouija!

No empieces diciendo que es un juego, pues vas a terminar cayendo en sus garras. ¡Aprende a ser tú mismo el dueño y el constructor de tu vida!

Fuente/Autor: Juan Manuel Tapia | Fuente: Sí para jóvenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *