Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Serían de connacionales 127 cuerpos aún sin identificar
01/27/2020
Se opone EU a dar mapas de riesgo a indocumentados
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Presenta informe sobre violaciones a derechos humanos en estaciones migratorias

27 de enero de 2020

“Incongruente”, pedir respeto a EU si México no lo brinda en el sur: CNDH

Al presentar el informe especial sobre la situación de los derechos humanos en las estaciones migratorias del país, el ombudsman nacional, José Luis Soberanes Fernández, destacó que 76 por ciento de esos centros se encuentra en mala y muy mala situación, ya que ahí se violan las garantías fundamentales de los retenidos, porque se encuentran en situaciones peores que en las cárceles: están hacinados, reciben malos tratos y se les mantiene sin alimentos y en lugares insalubres.

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) afirmó que la autoridad migratoria “ha delegado e inclusive ha renunciado a la responsabilidad de proporcionar atención médica y cuidados a los migrantes, como ocurre en casos extremos en Tapachula, Chiapas, donde elementos del Grupo Beta llevan a personas mutiladas por el tren al albergue Jesús el Buen Pastor, ante las frecuentes negativas para atenderlos en hospitales públicos”.

Soberanes Fernández sostuvo que el sistema migratorio nacional ha sido desatendido durante décadas por el Estado mexicano, y planteó que a pesar de que se han puesto en marcha programas para mejorar las condiciones de los centros de acogida, todavía carecen de elementos mínimos de dignidad para el adecuado alojamiento diario de las personas que permanecen ahí retenidas, lo cual constituye una violación a sus derechos humanos.

En el informe se destaca que el Instituto Nacional de Migración (INM) cuenta con 119 establecimientos, de los cuales 51 son permanentes y 68 son lugares habilitados, entre ellos las cárceles municipales y estatales. Las estaciones migratorias se encuentran distribuidas en 19 estados del país.

Tristes insuficiencias nacionales

Durante su intervención, el ombudsman subrayó que una de las más tristes insuficiencias nacionales ante el fenómeno migratorio “está en la incongruencia de exigir en el norte respeto a los derechos fundamentales de los migrantes, sin nosotros ser capaces de brindarlo en el sur”.

Explicó, además, que a esa triste paradoja se agregan otras, como el hecho de saber que la repatriación de cadáveres de migrantes que fallecen en Estados Unidos para llevarlos a sus lugares de origen cuenta con mayor asignación presupuestal que la destinada a la orientación y asistencia jurídica de los que están vivos.

“Esto no sólo es humanamente chocante, sino que también refleja la desigualdad hacia un grupo social cuyas remesas de dinero representan el equivalente a 75 por ciento de los ingresos petroleros de este año”, destacó el titular de la CNDH.

Más adelante, detalló que el funcionamiento de las estaciones migratorias o centros de retención de migrantes exhibe muchas de esas contradicciones y disfunciones a las que hay que poner remedio y solución.

Reiteró que los migrantes están expuestos no sólo a los múltiples peligros del camino, como bandas de asaltantes y extorsión de agentes de la autoridad, sino además a agresiones sistemáticas de particulares al servicio de agencias de seguridad privada, que actúan fuera de todo marco jurídico. En el caso de las mujeres, añadió, se suma el riesgo de ser víctimas de agresiones sexuales.

Al evaluar 51 estaciones migratorias permanentes, Soberanes denunció que 35 por ciento se encuentra en “muy mala situación”; 41 en “mala situación” y 24 por ciento en “situación adecuada”. En general, estos centros siguen careciendo de los elementos mínimos para el adecuado alojamiento en condiciones de dignidad y son fuente de constantes violaciones a los derechos humanos, además de que priva una concepción más cercana al sistema carcelario, ya que operan con celdas, rejas metálicas, aldabas y candados, y esto se agrava debido a que los periodos de aseguramiento se prolongan semanas o hasta meses.

Una situación grave que subyace en el mal funcionamiento de esas estaciones “es que hay una tendencia a criminalizar al migrante indocumentado debido a que la Ley General de Población considera como delito internarse en el país sin documentos, lo cual aumenta su vulnerabilidad y lo hace susceptible de recibir tratos o respuestas arbitrarias de servidores públicos federales, estatales y municipales, o a ser víctimas de extorsiones y maltrato”.

El ombudsman nacional enfatizó que hay una sobrepoblación en las estaciones migratorias, como el el caso de la de Iztapalapa, en el Distrito Federal; la de Tapachula, en Chiapas; la de La Ventosa, en Oaxaca; Tenosique y Villa Hermosa, en Tabasco; Acayucan, Fortín de las Flores y Veracruz, en Veracruz, centros donde la capacidad de las instalaciones ha visto rebasada. La estación de Iztapalapa, que tiene capacidad para atender a 450 personas, ha albergado hasta mil. En Fortín de las Flores impera el hacinamiento y falta de separación entre hombres, mujeres y niños.

El titular de la CNDH denunció que el gobierno federal discrimina doblemente a los inmigrantes de origen cubano, porque “Estados Unidos ejerce presión sobre México para que no les permita cruzar por territorio mexicano hacia la frontera norte, porque su destino es Estados Unidos. Debería haber una política de población clara, porque hoy no hay una definición específica sobre los cubanos y pareciera que se les discrimina, ya que su estancia o repatriación está sujeta a la discrecionalidad de los funcionarios”.

El ombudsman nacional propuso al INM que dé cumplimiento cabal a la normatividad, es decir, que se cumplan las leyes y que aplique su reglamento; que estos centros cuenten con planes de contingencia para los casos de aseguramientos masivos y se eviten así el hacinamiento, la sobrepoblación y la carencia o baja calidad de alimentos; que en los casos en que proceda, se haga de inmediato la notificación correspondiente al consulado o personal diplomático acreditado en México, y que funcionarios de migración se abstengan de habilitar o de considerar habilitadas las cárceles preventivas como estaciones de acogida.

Por otra parte, Soberanes solicitó a las organizaciones defensoras de derechos humanos que denuncien ante organismos internacionales el acoso a los migrantes por parte de Estados Unidos.

Fuente/Autor: VICTOR BALLINAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *