Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
El Papa pide defender los derechos de los inmigrantes que buscan cruzar la frontera hacia USA
01/27/2020
Inicia el Capitolio debate sobre reforma migratoria
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Presenta Bush plan de trabajadores temporales

27 de enero de 2020

Al final del programa, de tres años de duración con una sola extensión de otros tres, los trabajadores deberán regresar a sus países de origen.

Washington
Martes 18 de octubre de 2005

El gobierno del presidente George W. Bush presentó hoy al Congreso un Programa de Trabajadores Temporales (PTT) que permitiría empatar a trabajadores con empleadores, sin ofrecer un camino a la legalización migratoria.

La propuesta, presentada por los secretarios de Seguridad Interna, Michael Chertoff, y de Trabajo, Elaine Chao, obligaría a los trabajadores a pagar una fuerte multa para entrar al programa y no tendrían una ventaja adicional para obtener ciudadanía estadounidense.

“El PTT lidiará con dos grandes problemas de nuestro sistema migratorio: la alta demanda estadounidense por trabajadores y la activa participación de un estimado de 8 millones de indocumentados en la economía de Estados Unidos”, dijo Chertoff.

Chertoff y Chao insistieron en que el programa no es una “amnistía” migratoria y dejaron en claro que la multa, cuyo monto no fue precisado, es una manera de sancionar a quienes violaron la ley para ingresar a Estados Unidos sin documentos.

El plan excluiría a los migrantes sujetos a procesos de deportación, sustituiría los actuales programas federales para trabajadores no calificados y contemplaría nuevas medidas de aplicación de la ley, en la frontera como en los centros de trabajo.

Al final del programa, de tres años de duración con una sola extensión de otros tres, los trabajadores deberán regresar a sus países de origen.

“El programa requiere el regreso de los trabajadores a sus países de origen después que haya concluido el periodo de trabajo”, explicó Chao.

Según la iniciativa, los trabajadores podrán reinscribirse al programa, pero para ello deberán esperar un año fuera de Estados Unidos.

Durante la duración del programa, que tendría que ser aprobado por el Congreso, los trabajadores podrán entrar y salir de Estados Unidos toda vez que se les proporcionará un documento biométrico.

Antes de entrar al programa, un empleador debe comprobar a través del Departamento de Trabajo que no fue posible contratar primero a un trabajador estadounidense.

Los trabajadores que deseen participar serán además sujetos a una revisión de sus antecedentes, según Chao.

Una vez en el programa, el trabajador contará con un periodo de gracia de 45 días para decidir si se mantiene en el empleo para el que fue contratado o en su caso poder moverse a otro, pero la visa no tendrá el elemento de portabilidad para cualquier empleo, añadió.

El plan sería parte de una estrategia de tres pilares que incluiría además mayores controles en la frontera y un robusto programa interior de cumplimiento de las leyes temporales.

Aunque la mayor parte de los trabajadores indocumentados son de origen mexicano, el programa sería aplicable a inmigrantes indocumentados de todas las nacionalidades.

Fuente/Autor: Notimex – El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *