Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Mañana será un nuevo día
01/27/2020
Viaje al reino de Dios
01/27/2020

Tu Página

Paráfrasis del Padre Nuestro

27 de enero de 2020

Santísimo PADRE NUESTRO

Creador, redentor, consolador y salvador nuestro.

QUE ESTAS EN EL CIELO

En los ángeles y en los santos;
iluminándolos para conocer, porque Tú, Señor, eres la luz;
inflamándolos para amar, porque Tu, Señor, eres el amor;
habitando en ellos y colmándolos para gozar,
porque TU, Señor, eres el bien sumo, eterno,
de quien todo bien procede, sin quien no hay bien alguno,

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE

Clarificada sea en nosotros tu noticia,
para que conozcamos cuál es la anchura de tus beneficios,
la largura de tus promesas, la altura de la majestad
y la hondura de los juicios.

VENGA A NOSOTROS TU REINO

Para que reines Tú en nosotros por la gracia y nos hagas
llegar a tu reino, donde se halla la visión manifiesta de ti,
el perfecto amor a ti, tu dichosa compañía, la fruición de ti por
siempre.

HÁGASE TU VOLUNTAD, EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO.

Para que te amemos con todo el corazón,
pensando con toda el alma, deseándote siempre a ti;
dirigiendo todas nuestras intenciones con toda la mente a ti,
buscando en todo tu honor;
y con todas nuestras fuerzas,
empleando todas nuestras energías y los sentidos del alma
y del cuerpo en servicio, no de otra cosa, sino del amor a ti;
para que amemos a nuestros prójimos como a nosotros mismos,
atrayendo a todos, según podamos, a tu amor,
alegrándonos de los bienes ajenos como de los nuestros
y compadeciéndolos en los males y no ofendiendo a nadie.

DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA

Tu amado Hijo, nuestro Señor Jesucristo.
Para que recordemos, comprendamos y veneremos el amor que nos tuvo
y cuanto por nosotros dijo, hizo y padeció.

PERDONA NUESTRAS OFENSAS, COMO TAMBIÉN
NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN

Por tu inefable misericordia, por la virtud de la pasión
de tu amado Hijo y por los méritos e intercesión
de la beatísima Virgen y de todos tus elegidos.
Y lo que no perdonamos plenamente, haz Tu, Señor,
que plenamente lo perdonemos, para que por ti amemos de verdad
a los enemigos y en favor de ellos intercedamos devotamente ante Ti,
no devolviendo a nadie mal por mal,
y para que procuremos ser en ti útiles en todo.

NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN
Oculta o manifiesta, imprevista o insistente.

Y LÍBRANOS DEL MAL

Pasado, presente y futuro. Gloria al Padre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *