Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Para arrancar bien esta Cuaresma
01/27/2020
Óscar Arnulfo Romero
01/27/2020

Tu Página

Olvidados

27 de enero de 2020

…una amiga de un amigo hace llegar esta noticia a mis manos. Ella es periodista. Lleva años siendo mirada y voz de muchos héroes no reconocidos. Hombres y mujeres que llevan en sus tripas el pasado y el futuro de sus familias. Su familia o clan ha puesto en ellos todas sus esperanzas. Son los que han sido elegidos como más capaces (por sus estudios, por su fortaleza física, por su carácter) para tener más posibilidades de éxito en este proyecto de la emigración.

…después de meses (…o años!) de atravesar fronteras, desiertos, ciudades, …de buscarse trabajo para poder sobrevivir, …de tratar con tanta gente, …de fiarse de tantos desconocidos. Por fin llegan a Marruecos, a las puertas entre África y Europa. Su camino no ha terminado. Muchos son los que sacarán todavía tajada de estos viajeros.

Los acuerdos de externalización de fronteras están provocando que los países en tránsito (por ejemplo Marruecos) sobredimensionen el fenómeno migratorio para recibir contraprestaciones económicas de los países europeos (por ejemplo España). Con este fin están jugando con la vida de muchos subsaharianos (algunos de ellos refugiados huyendo de la guerra) acogidos en Marruecos.

Tras la deportación de más de 400 subsaharianos realizada por militares marroquíes el pasado 23 de diciembre (en condiciones inhumanas) los medios de comunicación escucharon ese mismo día al gobernador de Rabat explicando que la tal deportación cumplía los acuerdos alcanzados en la última cumbre euro-africana.
Esta es la voz de Helena (mucho menos oída que la del gobernador de Rabat):

En la madrugada del día 23, a las cuatro de la mañana, cientos de militares entran por sorpresa en los barrios de Ayn Hada y Takadoum, en Rabat. Sorprenden a inmigrantes, demandantes de asilo y refugiados durmiendo. Entran en las casas rompiendo las puertas y sacan de las camas a hombres, mujeres, niños y niñas, bebés y enfermos. No toman en cuenta los papeles que algunos subsaharianos les muestran indicándoles que son residentes legales en territorio marroquí.Tampoco tienen en cuenta a las mujeres embarazadas o a los menores.Son embarcados en seis autobuses, donde se hacinan un número de aproximadamente 400 personas con destino a la frontera de Argelia.
En las redadas participa también personal civil que en colaboración con los militares roban y saquean las pobres pertenencias de los inmigrantes, demandantes de asilo y refugiados detenidos. Uno de los chicos africanos fue apuñalado reiteradamente por personas vestidas de civil.
Varios inmigrantes desaparecidos. Mujeres embarazadas, bebés y menores deportados. Mujeres agredidas sexualmente. Una mujer secuestrada y agredida sexualmente por fuerzas de seguridad argelinas. Verificados hasta el momento 35 refugiados de Costa de Marfil y 44 de R.D. Congo demandantes de asilo.
La negativa del gobierno marroquí a reconocer el estatuto jurídico de ACNUR, les está impidiendo su intervención para cuidar de los derechos humanos de demandantes de asilo y refugiados en Marruecos.”
…héroes olvidados. Futuros destrozados en silencio, a espaldas del mundo, con muy pocas miradas atentas a ellos.

Fuente/Autor: Helena Maleno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *