La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
El riesgo
01/27/2020
YO TENÍA UN PLAN…
01/27/2020

Tu Página

OBREROS DE TU PAZ

27 de enero de 2020

Te pedimos manos nuevas
para ser, como Jesús, los obreros de tu paz.
Ser obreros de tu paz es más que la no-violencia,
es amor sobre todas las cosas los hombres que
tu creaste; es luchar sin tregua porque no mueran antes
de tiempo, es trabajar porque tengan más y participen
Y hagan respetar su dignidad.

Los obreros de tu paz no se resignan, Señor, ante
la suerte del pueblo, no es hijo tuyo quien acepta
como mal menor,
el creciente desempleo,
el empobrecimiento creciente,
el maltrato a los niños,
la desatención en los hospitales,
el abandono, Señor en que tienen a tu pueblo;
La represión cuando tus hijos logran alguna pequeña
organización y la guerra de exterminio cuando tu pueblo,
Señor se hace grande.
No sigue tus caminos quien no se duele de tu pueblo:
como de su hijo o de su propia madre.

Padre eternamente Bueno,
Tú nos has mostrado que los males no son sagrados,
que sólo de los hombres vienen los males.

Danos la fuerza tranquila de no sembrar males al buscar el bien de las mayorías.
Danos la fuerza tranquila de tu Espíritu, la fuerza tranquila de la fe en ti,
la fuerza tranquila de la confianza mutua
Renacida de la desconfianza que nos metieron
desde niños; danos la fuerza tranquila de la
Solidaridad, conquistada cada día a nuestro egoísmo y al egoísmo que como un virus nos inocula el Sistema;
Danos la fuerza tranquila del cariño mutuo,
que tú siembras como planta divina en nuestros
corazones en medio de tantas dificultades.

Danos la fuerza tranquila de una mente
cada vez más absorbida por la vida.
y que nunca nos falte, Señor la fuerza tranquila
que da el sabernos amadas por ti.

Fuente/Autor: Reflejos de luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *