Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
La oración y el silencio
01/27/2020
Noticias desde el Noviciado
01/27/2020

Tu Página

Noticias desde el Noviciado

27 de enero de 2020


Guadalajara, Jalisco

JSF los saludo nuevamente antes de lo
esperado, deseándoles que estén viviendo
un mes lleno de fiesta, alegría y diversión
sin olvidar dar gracias a Dios por el
regalo de la vida y fraternidad con sus
familias y amigos.
En esta ocasión quiero compartir
con ustedes un poco de la experiencia
que el grupo de novicios vivimos en la
misión de Nuevo Laredo, Tamaulipas,
apoyando como voluntarios en la casa
del migrante Nazareth. Así como las
vivencias que actualmente estamos viviendo
como parte de la recta final de
nuestro año de Noviciado.
La finalidad de pasar por un mes el
Noviciado a la Casa del Migrante como
parte de nuestro proceso formativo,
fue para establecer un contacto real y
directo entre la realidad migratoria, la
oración y la vida comunitaria. Compartimos
los sueños y anhelos de muchos
migrantes que pasaron por la casa, tanto
los que apenas intentarían cruzar la
frontera y los que eran deportados después
de muchos años de vida fuera del
país. La estancia en la casa se vuelve
acogedora y confortable a través de los
distintos servicios que se proporcionan,
pero sobre todo en la atención y amabilidad
que bien nos caracteriza como
Scalabrinianos. Recuerden que el
voluntariado puede ser parte de
su vida o punto de partida para
conocer y acercarse más a nuestro
carisma, como lo expresaban
Gaby y Lety compañeras voluntarias:
«no hay alegría más grande
que el servicio a nuestros hermanos
migrantes».
Al regresar a nuestra casa en
Guadalajara reanimados por la
experiencia de misión, comenzamos
un proceso más profundo
y comprometido con nuestra formación.
A pocos meses de concluir
esta etapa hemos crecido y
confrontado gran parte de nuestra
historia personal de vida, familiar
y comunitaria. De igual
manera hemos trabajo en las diferentes
dimensiones de formación. Pero lo
más significativo ha sido la convivencia
y experiencias que este pequeño en
cantidad, pero gran grupo en diversidad
y cualidades hemos compartido
a lo largo del Noviciado. Son tres historias
diferentes que se han unido en estos
meses para compartir un mismo
ideal y objetivo marcado por las propias
convicciones de seguimiento e
identidad en Cristo migrante.
Ahora estamos tomando decisiones
importantes para la siguiente etapa de
vida y formación. Nos encomendamos
a sus oraciones, al igual que nosotros
seguimos en constante oración para
que haya más jóvenes que como nosotros
se atrevan a dar ese paso de servicio
y entrega al Señor específica-mente
en nuestro carisma.
Me despido de ustedes encomendando
su caminar humano y educativo
a la protección de nuestro Santo
Patrono San Carlos Borromeo y de la
maternal Virgen María. Un fuerte
abrazo fraterno en Cristo, su amigo
novicio Josué Alvarado.
«Si buscas resultados distintos, no hagas
siempre lo mismo».

Fuente/Autor: Josué

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *