Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
la decisión vocacional
01/27/2020
Los hijos, ¿propiedad o misión?
01/27/2020

Familia

Los hijos: una bendición

27 de enero de 2020

1ª REFLEXIÓN

LOS HIJOS: UNA BENDICIÓN DE DIOS

Valorar a los hijos como obra de Dios.

1. Diálogo entre los esposos.

Cada hijo al nacer hace que nos preguntemos qué camino escogerá cuando sea grande. Todo ser humano tiene una vocación, una invitación que Dios hace por igual a todos sus hijos. Esta vocación es ocupar el lugar que desde toda la eternidad Dios tiene preparado para cada uno.

La vocación se realiza en esta vida.
Los padres deben ir formando a los hijos en la Fe. Para ello han de prepararse por conocer y estar cerca de cada uno de sus hijos, para ayudarlo a descubrir su vocación e ir fomentando aquello que les serán útiles para lograrlo, como: la oración, la reflexión, y el conocimiento de si mismo antes que hagan su elección.

Deben los papás respetar la elección de sus hijos, aún que no sea de su grado. Desde luego que se trata de que hagan la voluntad de Dios, que eso es lo que les dará la verdadera felicidad. Para ello que deben ser educados.

Ahora preguntémonos:
– ¿Qué hemos hecho para que nuestros hijos piensen en su vocación?
– ¿Qué podemos hacer para irnos preparando a respetar su vocación?

2. Puntos para dialogar con los hijos:

Cuando existe la duda de escoger entre varias opciones recurrimos a la oración para escuchar a Dios a través de las circunstancias de la vida, el conocimiento de uno mismo para saber los motivos que inclinan hacia una vocación o a la otra, es de gran importancia, no solo porque hacer una elección equivocada o por capricho lleva al fracaso, sino porque habrá otras personas a las que vamos a perjudicar al no seguir la autentica vocación.
Elegir una vocación teniendo como único motivo, por ejemplo ganar mucho dinero, adquirir prestigio o poder sobre los demás, abandonar pronto el hogar son motivos poco constructivos que llevarán a un desempeño mediocre. Los jóvenes bien formados en la Fe y arraigados en la oración deben convertirse cada vez más en apóstoles de la juventud.

¿Se han preguntado que camino escogió Dios para Ti?

PARA ORAR EN FAMILIA:
Busquen en el Evangelio y lean despacio estas citas: Jn 20, 21 Mt 27, 19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *