Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
En EU, 200 mil mexicanos ‘doblemente invisibles’, revela estudio
01/27/2020
Rescatan a 11 balseros cubanos cerca de Isla Mujeres
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

LOS DESPLAZADOS INTERNOS

27 de enero de 2020

EXISTEN APROXIMADAMENTE 87 MILLONES DE NIÑOS MENORES DE 7 AÑOS QUE VIVEN COMO DESPLAZADOS INTERNOS, SEGÚN LAS NACIONES UNIDAS.

El tema de los refugiados ha estado en las noticias todo el año pasado y en lo que va de transcurrido de este. Son numerosas las imágenes que hemos visto de las personas que han arriesgado sus vidas cruzando el océano para huir de la guerra y destrucción de sus países, lo que ha generado una crisis migratoria en los países europeos, donde estas personas buscan llegar.

De lo que pocos hablan es de aquellos que no pudieron tomar una balsa para cruzar el océano y llegar a la otra orilla, los que se conocen como los Desplazados Internos que son quienes permanecen en sus países en medio de guerra sobreviviendo con escasos recursos. Precisamente, el artículo “The Pigeon Boy and Other Forgotten Fugitives from ISIS” de The New Yorker cuenta como es la miseria que viven estos refugiados frustrados.

Uno de estos campos de Desplazados Internos es el campo Baharka donde estas personas viven en carpas grises y pisos de concreto. Según una encuesta hecha por la empresa Reach, llamada “Baharka Camp Profile”, se reveló que uno de cada cinco residentes en este campo tenía alguna especie de discapacidad. Sin embargo, los Desplazados Internos no pueden hacer nada al respecto, ya que no hay trabajo y la ayuda médica es mínima, por lo que en muchos casos tratar los problemas de salud es imposible.

Este no es el único problema. Las Naciones Unidas emitió un comunicado explicando las consecuencias a largo plazo de que una generación entera solo haya conocido la guerra. Se trata, aproximadamente de 87 millones de niños menores de 7 años que solo conocen esta realidad y se conoce que los bebes que nacen en estos contextos lo hacen con 253 millones de neuronas y que es poco probable que lleguen al billón al llegar a la adultez. Además de esto, suelen estar marcados por el trauma, lo cual llena de tóxicos sus cerebros. El problema a largo plazo de todo esto es la falta de conexiones cerebrales, lo cual es la esencia de los seres humanos.

Si bien es comprensible que la población de los países europeos tenga una oposición crítica respecto a acoger a los miles de refugiados que llegaron a sus Costas por los problemas de integración que ello representa, lo cierto es que la comunidad internacional no puede mirar de costado lo que sucede a los desplazados internos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *