La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
EL INICIO DE UNA AVENTURA
01/27/2020
Halloween ¿Cristianismo o paganismo?
01/27/2020

Temas

Las 5 paradojas de la juventud mexicana

27 de enero de 2020

A pesar de que los jóvenes de hoy son la generación más preparada de la historia, el desempleo, la falta de experiencia, los accidentes y la migración son los problemas que enfrentan. No se explican por qué no tienen mejores oportunidades que sus padres; todo les costará el doble de trabajo que a ellos.

Tienen más estudios que los que tuvieron sus padres, pero triplican la tasa de desempleo. Se relacionan mejor con la tecnología que los adultos; sin embargo, les siguen cerrando las puertas laborales porque no tienen experiencia. Están más preparados, pero se les dificulta independizarse y permanecen hasta edades adultas con los padres. Son el sector de la población que nunca se enferma; no obstante, se enfrentan a situaciones de alto riesgo como accidentes, adicciones, enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. Son los que mejor se adaptan a los cambios y por ello inflan año con año la tasa de migración. Se trata de las principales contradicciones entre el mundo joven y el adulto.

Cada año un millón de jóvenes busca trabajo en un país donde se generan 300 mil plazas anuales. “La primera paradoja y la más evidente es que se trata de la generación más preparada, pero también la que tiene un menor acceso al empleo productivo”, asegura Bernabé Flores, subdirector de investigación del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJ).

A este panorama se suma una época de devaluación educativa pues al existir tanta oferta ante tan poca demanda las empresas buscan a jóvenes especializados en alguna materia, lo que los envuelve en un círculo vicioso, pues hay muchos con licenciatura, pero pocos especializados.

El caso se agrava si se trata de jóvenes mujeres pues su simple condición las limita más porque a pesar de que están más preparadas, “México sigue siendo una sociedad machista que prefiere contratar hombres e incluso condena a las mujeres hasta por no ser guapas”, explica.

El acceso a la tecnología es un punto a su favor, pero una desventaja en el mundo laboral, pues a pesar de que quienes los contratan saben que esta generación tiene más conocimientos tecnológicos que ellos, les siguen pidiendo que maduren y se preparen más si quieren acceder a una instancia de poder. “Por su acceso a las nuevas tecnologías son la generación más informada en la historia; sin embargo, se les pide madurar antes de permitirles acceder a un puesto directivo; segunda paradoja“, dice el especialista.

El 74% de los jóvenes sabe usar una computadora, y 32.3% tiene acceso a una. El 65.6% de los hombres y 55.9% de las mujeres navegan en internet y casi un 60% posee un celular, aunque un 82% asegura saberlo usar aunque no lo tenga, según la Encuesta Nacional de Juventud 2005.

La tercera paradoja es la crisis de expectativas pues ocurren dos fenómenos: por una parte 30% del total de jóvenes que desertan de la escuela lo hace porque creen que ésta no les aportará los elementos suficientes para desarrollarse en el mercado laboral. Los que deciden quedarse y concluir una licenciatura, al término de ésta sus expectativas de independencia familiar son muy cortas pues no poseen el escenario ideal para mantenerse solos.

Cuatro de cada 10 jóvenes abandonan la escuela a partir de los 15 años, y 50.7% de los jóvenes no ha pensado en salir de la casa paterna explicando como razón fundamental que se sienten a gusto con sus papás, según datos del IMJ.

“Los jóvenes han alargado su permanencia en la casa paterna porque a pesar de que tienen mayores destrezas para enfrentarse a la independencia no cuentan con facilidades para comprar una casa o no tienen el empleo ideal y bien remunerado que les permita volar del nido”, asegura Bernabé Flores.

Es así como buscan estrategias como casarse y seguir unidos a la familia o vivir en pareja sólo los fines de semana, mientras el resto cada quien está con sus padres o bien rentan departamentos entre varias parejas.

La cuarta paradoja recae en los servicios de salud, pues son el sector poblacional que menos se enferma, pero que requiere más atención en prevención. “Son la población que se enfrenta a más situaciones de alto riesgo como accidentes de trafico, violencia, uso de drogas, tabaco y alcohol, infecciones de transmisión sexual, trastornos alimenticios y embarazos no deseados. Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), los accidentes son la primera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad para ambos sexos; sin embargo, la tasa de mortalidad entre los hombres es cinco veces mayor a la observada entre mujeres.

La segunda y tercera causas de muerte entre los hombres son el homicidio y el suicidio, en ese orden (35 y 9.2 defunciones por cada 100 mil, respectivamente). Entre las mujeres, el segundo y el tercer lugares en importancia lo ocupan tumores malignos y las complicaciones asociadas a la maternidad (7.1 y 5.4 defunciones por 100 mil mujeres de 15 a 29 años, respectivamente).

“No hay servicios médicos de prevención lo suficientemente fuertes como para cuidar a los jóvenes hoy de lo que pueden morir mañana. Además la atención médica no está especializada pues en los centros de salud se atiende igual a una chica de 14 años que a una mujer de 40 cuando tienen necesidades distintas”, explica el investigador del IMJ.

La quinta paradoja recae en la migración, pues los jóvenes son el grupo poblacional que mejor se ajusta a los cambios. “Tienen mayor capacidad para enfrentar y adaptarse a los cambios y esto los hace más vulnerables a emigrar”.

Perciben la migración como algo natural. “Así se explica que los nú meros de migración estén inflados gracias a jóvenes”.

Según el Consejo Nacional de Población (Conapo), las condiciones de desempleo y bajos salarios han provocado que en los últimos años la migración de jóvenes alcance las cifras más altas en la historia, pues de los 11 millones que se fueron a EU en 2005, 17% (un millón 86 mil) fueron jóvenes.

Agrega que éstas son los principales problemas que enfrentan los jóvenes mexicanos en la actualidad. Es una generación que no se explica por qué no obtiene mejores oportunidades que sus padres. Una generación que sabe que todo le costará el doble de trabajo que las generaciones que la precedieron.

Fuente/Autor: CINTHYA SÁNCHEZ/El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *