Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Ante la situación en los estados de Chiapas y Tabasco
01/27/2020
Malgastan la beca del GDF algunos estudiantes
01/27/2020

Noticias

La violencia política obliga a cerrar la catedral de México

27 de enero de 2020

Este Lunes cumple años el Padre Ademar Barilli. Ver en la sección de Cumpleaños.

Promovida por militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD)

MÉXICO, lunes, 19 noviembre 2007

En una medida sin precedente en la historia moderna de México, la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México decidió este domingo cerrar sus puertas hasta que el gobierno federal y el gobierno de la capital de la República no garanticen la seguridad de los fieles y de los sacerdotes en ésta que es la sede arzobispal primada de México.

La decisión fue tomada este domingo por la tarde por el presidente del Colegio de Abogados Católicos de México y apoderado legal de la Catedral Metropolitana, Armando Martínez, luego de los desmanes causados por simpatizantes del candidato perdedor en la pasadas elecciones de 2006, Andrés Manuel López Obrador, miembro del partido de izquierda, Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Durante la celebración eucarística del domingo al mediodía, más de cien simpatizantes de López Obrador irrumpieron en el templo, amenazando a los fieles, a los sacerdotes y al propio cardenal Rivera Carrera, quien no se encontraba en el recinto.

Los violentos se manifestaron así ante lo que llamaron una «provocación» de las campanas de la Iglesia al llamar a misa al mismo tiempo que en la plaza aledaña se estaba llevando a cabo una manifestación donde hablaba López Obrador (autonombrado «presidente legítimo» de México).

«Son actos de terror que no debemos permitir, sobre todo porque se pone en riesgo la seguridad de los feligreses, del cardenal, de los obispos y demás asistentes a la liturgia», explicó Martínez, quien anunció que interpondrá una denuncia por lo ocurrido ante la Procuraduría General de la Republica (PGR).

El presidente de los abogados católicos pidió garantías para la celebración de la misa en la Catedral Metropolitana pues, dijo, «la libertad de culto está garantizada en la Constitución» mexicana.

Más adelante inculpó al gobierno capitalino, del PRD, de dar protección y de actuar sin firmeza ante los violentos que, reiteradamente, han hostigado al cardenal Rivera Carrera y a los fieles que asisten a las celebraciones litúrgicas, principalmente, las dominicales.

* * *
Publicamos el comunicado de prensa que emitió este domingo la arquidiócesis primada tras la «brutal agresión en la catedral:

* * *

La Arquidiócesis Primada de México expresa ante la opinión pública nacional su profunda consternación por la brutal invasión de grupos perredistas que de forma violenta ingresaron al inicio de la celebración de la misa dominical gritando sacrílegamente consignas a favor del señor Andrés Manuel López Obrador y un sin fin de improperios en contra de Su Santidad Benedicto XVI y del cardenal Norberto Rivera Carrera.

El grupo de agresores era de unas doscientos personas que entraron abriendo salvajemente a patadas las puertas, rompiendo las vallas de seguridad, haciendo destrozos, rayando las bancas y agrediendo físicamente a los feligreses lo que causó el pánico de los presentes entre los que se encontraban ancianos, mujeres y niños que lloraban y corrían despavoridos por todo el recinto, espantados por este condenable y cobarde acto de terror, expresión inequívoca de la intolerancia religiosa y del odio a la Iglesia Católica.

La Arquidiócesis Primada de México condena esta brutal profanación de la Santa Misa y del sacro recinto de la Catedral así como la agresión física que sufrieron los fieles, y ya que las autoridades capitalinas y federales han mostrado que han sido rebasadas en su deber de salvaguardar la libertad de culto, el respeto del sacramento más preciado que tenemos los católicos: la Eucaristía, la seguridad de los fieles, la protección de la Catedral y la integridad física del señor Cardenal, en señal de condena y de la más firme protesta, anuncia con dolor -para vergüenza nacional e internacional- que como medida precautoria cerrará la Catedral Metropolitana de México, esperando de parte de las autoridades un compromiso serio que garantice la libertad de cultos y la integridad de los fieles que cada domingo asisten a la Catedral. Así mismo, exige a las autoridades que finquen responsabilidades y se castigue ejemplarmente a los sacrílegos criminales que cometieron este acto de terror contra a los fieles que participaban de la Santa Misa.

La Arquidiócesis de México, invita a los fieles cristianos y sus sacerdotes a realizar actos de desagravio en sus respectivas comunidades parroquiales a fin de pedir perdón a Dios por las constantes profanaciones de la Eucaristía y la Catedral que grupos del Partido de la Revolución Democrática han venido haciendo consecutivamente durante más de un año, ofensas gravísimas a Dios Nuestro Señor y a la fe que compartimos millones de católicos en el país.

Hugo Valdemar Romero
Director de Comunicación Social

Fuente/Autor: ZENIT.org-El Observador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *