Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Migrantes alcanzan cifra récord en EU
01/27/2020
Presidente de Episcopado colombiano pide ir a las causas de los desplazamientos
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

La Santa Sede reafirma el compromiso de combatir toda forma de racismo…

27 de enero de 2020

La Santa Sede reafirma el compromiso de combatir toda forma de racismo y discriminación, de la tutela a los emigrantes, las mujeres y los niños a la denuncia de la eugenesia

Ginebra, Suiza
La Santa Sede “comparte la aspiración de la comunidad internacional de superar toda forma de racismo, discriminación racial y xenofobia” en cuanto se trata de “males que corroen el edificio social y producen víctimas innumerables”.

Es este uno de los pasajes centrales de la intervención pronunciada ayer 22 de abril por la tarde por el Observador permanente de la Santa Sede ante la Oficina de las Naciones Unidas y las Instituciones especializadas en Ginebra, el Arzobispo Silvano M. Tomasi, (Misionero de San Carlos, ndr) durante la Conferencia sobre el racismo que concluye hoy en la ciudad suiza.

El Arzobispo ha reafirmado el compromiso del Vaticano “de combatir todas las formas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia, en un espíritu de cooperación”. Ha recordado también que la Santa Sede participó activamente en la Conferencia de Durban en 2001 y sin dudar dio su apoyo moral a la Declaración y al Programa de acción de Durban (Ddpa) plenamente consciente de que combatir el racismo es un pre-requisito necesario e indispensable para la construcción de la governance, del desarrollo sostenible, de la justicia social, de la democracia y de la paz en el mundo.

El Representante vaticano pidió también “un pleno reconocimiento de la libertad religiosa por parte de los individuos y del ejercicio colectivo de este derecho humano fundamental”. Mons Tomasi abordó luego otros aspectos del debate en torno a las temáticas del racismo y de las discriminaciones sociales y culturales. La globalización en el mundo hodierno – explicó Mons. Tomasi – incluso si genera el acercamiento entre pueblos y culturas, no es por sí mismo un antídoto contra el racismo, que más bien “sigue existiendo” en las sociedades contemporáneas. “Los extranjeros y los que son diferentes – añadió – son rechazados con demasiada frecuencia, hasta el extremo de que se cometen actos bárbaros contra ellos, incluyendo el genocidio y la limpieza étnica”.

“Las antiguas formas de explotación – dijo además el representante de la Santa Sede en su intervención – han dado lugar a otras nuevas: mujeres y niños son víctimas del tráfico en una forma moderna de esclavitud, se abusa de los inmigrantes irregulares, y los que son distintos, o son considerados distintos, se convierten, en un número desproporcionado en víctimas de la exclusión social y política, son aislados en guetos y estereotipados”.

El Arzobispo tocó luego la cuestión de la selección eugenésica como nueva y peligrosa forma de discriminación. En la etapa histórica actual el riesgo eugenésico surgido de las técnicas de procreación artificial y de selección embrionaria es – afirmó Mons. Tomasi – una “tentación todavía latente” que “preocupa” a la Santa Sede y podría abrir las puertas a nuevas formas de racismo. “La Santa Sede – explicó el Arzobispo – está preocupada por la tentación todavía latente de la eugenesia que puede ser puesta en marcha por las técnicas de la procreación artificial y por el uso de los embriones superfluos”. “La posibilidad de escoger el color de los ojos u otras características físicas de un niño podría llevar a la creación de ‘subcategorías humanas’ o a la eliminación de seres humanos que no corresponden a las características predeterminadas de una determinada sociedad”

Fuente/Autor: Agencia Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *