Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Persiguen agentes del INM a indocumentados en Tlaxcala
01/27/2020
El Festival de la Juventud busca jóvenes artistas en todo el mundo
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

La Iglesia gestionará refugios para emigrantes bolivianos

27 de enero de 2020

En España y otros países, ante los abusos de que son objeto.

LA PAZ, Bolivia.

La Coordinadora Nacional Pastoral de Movilidad Humana, dependiente de la Conferencia Episcopal Boliviana, hará gestiones en España y otros países para que los refugios de la Iglesia protejan y velen en favor de los derechos de los inmigrantes bolivianos.

El padre Indenilso Bartolotto, coordinador nacional de Pastoral de Movilidad Humana, dijo a la Agencia Boliviana de Información, que preocupa a la institución la creciente migración de bolivianos hacia el exterior tanto por motivos de tradición, pobreza, falta de empleo y bajos salarios.

De acuerdo a los datos estadísticos, el 2005 dejaron el país 133.088 bolivianos; el 2006 166.226 emigrantes y en lo que va del año más de 24289 personas.

«La pobreza, el desempleo, los bajos salarios y la tradición por reencontrarse con sus familiares son una de las principales causas de la migración no solo de Bolivia, sino de otros países hacia España y Europa», dijo el sacerdote.

Ante las frecuentes denuncias de los inmigrantes bolivianos que sufren una serie de abusos, en los aeropuertos de España y otros países, esta coordinadora hará que los refugios dependientes de la Iglesia Católica brinden asesoramiento a estas personas que buscan un porvenir.

Para el padre Bartolotto, se necesita la presencia del Estado para garantizar los derechos humanos de migrantes sin la documentación necesaria, situación que le provoca perjuicios económicos porque son deportados a sus países de origen y sufren una serie de maltratos.

Carla Betancourt, quien viajaba a Suecia para visitar a sus familiares, dijo que por el solo hecho de tener pasaporte boliviano, fue detenida en París, Francia, por autoridades españolas y francesas, que sin argumentos justificados la deportaron al país después de varios días de estar detenida.

Relató que fue incomunicada, la maltrataron, se burlaron de que fuera boliviana y la insultaron. Añadió que no le dejaron hablar para decirles que contaba con su documentación al día, incluso la golpearon los policías franceses.

Dijo estar indignada por el trato que reciben los compatriotas bolivianos que sin respetar edad ni sexto, son víctimas de vejámenes de parte de policías y funcionarios de migración de España, Francia y otros países, mucho más si estos no tienen sus documentos en regla.

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *