Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
01/27/2020
LAS MIGRACIONES EN UN CONTEXTO DE CRISIS
01/27/2020

Tu Página

Juventud e Iglesia

27 de enero de 2020

Recordando al Papa Juan Pablo II de feliz memoria, me hace recordar esos años maravillosos donde la alegría se volcaba al escuchar atentamente los mensajes de paz y preocupación que daba el Papa Peregrino para todos los jóvenes del mundo.

Uno de esos mensajes que más vienen a mi memoria, fue esa ocasión donde habló a los jóvenes de la siguiente manera. “Jóvenes si Dios te llama a servirle, no tengas miedo”. Hace años, en el Jubileo a los jóvenes Juan Pablo II expresó “Dios me concedió la gracia de amar mucho a los jóvenes. Por eso me gustaría hablarles como un amigo habla a un amigo, con cada uno personalmente, mirándonos a los ojos, de corazón a corazón… Mirad, a vosotros os toca especialmente la tarea de construir un mundo más humano y más cristiano, la misión de salvar al mundo del mal y evangelizarlo. Y os toca a vosotros en especial porque la evangelización no se hace sin entusiasmo juvenil, sin juventud en el corazón, sin un conjunto de cualidades en las que la juventud es pródiga: alegría, esperanza, transparencia, audacia, creatividad, idealismo. Estas características precisamente hacen de nosotros un aliado natural de Cristo, del mismo Cristo en quien únicamente encontrarás respuesta a nuestros problemas e inquietudes.
La mies es mucha y los obreros pocos; por tanto expresaba Juan Pablo II no es suficiente orar por la vocaciones sacerdotales y religiosas; es preciso estar atento personalmente al llamamiento del Señor para responder con generosidad a esta llamada.” Me pregunto muchas veces porque la insistencia de Juan Pablo II de hablarle constantemente a los Jóvenes. ¿Tienes tú la respuesta?

Fuente/Autor: P. Ernesto Esqueda,cs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *