Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
¿EXISTE EL MAL?
01/27/2020
Salmo del discípulo que quiere anunciar a Dios
01/27/2020

Tu Página

GESTOS

27 de enero de 2020

“Y entró para quedarse con ellos. Se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio. Entonces sus ojos se abrieron y lo reconocieron; pero él desapareció de su lado” (Lc 24, 29-31)

Entonces le reconoces en gestos que hablan de él.
Y parece que una luz distinta ilumina todo. Le reconoces en las vidas compartidas, y en las caricias auténticas, en las palabras que se abren paso hasta llegar al corazón, y hablan de amor, de justicia, de esperanza.
Le reconoces en la entrega gratuita.

En la canción que te incendia por dentro. En el hombre golpeado que no se rinde.
En la mujer que se sobrepone a la adversidad y sonríe con fe inquebrantable.
Lo reconoces en las personas que viven bendiciendo (bien-diciendo) … bendiciendo a otros –que es hablar bien de otros…
Le reconoces en quien da (y se da).

Fuente/Autor: Pastoral Jesuita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *