Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Cae de tren indocumentada y pierde la vida
01/27/2020
STELLA MARIS – RIO DE JANEIRO AND SEAFARER’S CENTER CLUB – PASTORAL DEL MAR
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Fracasa el control fronterizo de EU; crecen migración y polleros: estudio

27 de enero de 2020

Uno de cada cinco mexicanos en edad productiva radica en el vecino país

El endurecimiento de la política migratoria de Estados Unidos con la aplicación de medidas más “restrictivas y represivas” para limitar el flujo de indocumentados sólo incrementó la pérdida de vidas y alentó la creación de nuevas bandas de polleros, refiere un informe sobre el tráfico de migrantes elaborado por especialistas de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La tendencia de las autoridades estadunidenses a considerar la migración como un asunto policiaco o criminal, señala el documento, privilegia un “manejo de la frontera como una línea a defender, sin aceptar la compleja interdependencia creada por la constante oferta de mano de obra mexicana y la necesidad de ésta en Estados Unidos”.

Susana Núñez y Gonzalo Carrasco, investigadores del Departamento de Derecho de la UAM, unidad Azcapotzalco, señalan que la aplicación de me-canismos “persecutorios” para detener el flujo migratorio indocumentado no ha limitado el número de mexicanos que deciden trasladarse al vecino país ni su acceso a ese mercado de trabajo

Los especialistas calculan que 82 por ciento de indocumentados que viven en Estados Unidos tiene trabajo, mientras uno de cada cinco mexicanos en edad productiva radica en ese país.

Recuerdan también que las principales causas del flujo de migrantes es la falta de empleo en el país y la diferencia de las remuneraciones en ambos lados de la frontera, pues mientras un trabajador mexicano de la industria manufacturera gana en promedio 2.4 dólares por hora (poco más de 25 pesos), en Estados Unidos un obrero en el mismo sector recibe como salario 15.48 dólares, es decir, seis veces más.

Se incrementa permanencia de migrantes en EU

El documento destaca que la permanencia de los migrantes indocumentados se ha incrementado primordialmente por el endurecimiento de las políticas migratorias del vecino país.

Refiere que entre 1993 y 1997 el periodo promedio de estancia era 5.5 meses, mientras que en 2002-2003 se incrementó a 12.2 meses.

La aplicación de una política “persecutoria” no sólo motivó que muchos migrantes permanecieran indefinidamente en Estados Unidos, también “desvió el flujo de indocumentados ha-cia zonas más remotas y peligrosas, convirtiendo en asunto de vida o muerte cruzar la frontera”, sostienen Núñez y Carrasco.

Con las acciones de la Patrulla Fronteriza, se insiste en el documento, sólo se incrementó la pérdida de vidas.

El gobierno estadunidense “está dispuesto a proyectar una imagen de dureza ante la inmigración indocumentada a cualquier costo monetario y humano, pues sus operativos están orientados a obstaculizar al máximo la entrada, obligando a los migrantes mexicanos a buscar rutas más peligrosas en las montañas, desiertos y caudales del río Bravo”.

No obstante, los académicos señalan que las medidas de control fronterizo han demostrado ser “profundamente insuficientes, pues la migración continúa creciendo, al igual que las redes de tráfico de migrantes”, las cuales han pasado de ser una actividad familiar a una organización delictiva altamente especializada, con capacidad de trasladar cientos de personas cada mes a Estados Unidos.

De acuerdo con información oficial -se cita en el documento-, en México operan más de 100 organizaciones criminales, nacionales e internacionales, dedicadas al tráfico de personas, cuyas ganancias son superiores a 10 mil millones de dólares cada año, lo que convierte al país en uno de los principales centros de esta actividad delictiva.

Al mismo tiempo, autoridades mexicanas reconocen desde hace varios meses la existencia de al menos cuatro “macrorganizaciones”, que por su tamaño, capacidad de respuesta, movilización, influencia interna, vínculos con el exterior y ganancias por el tráfico de personas desde México y Centroamérica hacia Estados Unidos, pueden competir con las organizaciones del tráfico de drogas.

Fuente/Autor: LAURA POY SOLANO/La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *