Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
El sacerdote de las fronteras
01/27/2020
“Migraciones y nueva evangelización” es tema para Jornada Mundial del Emigrante
01/27/2020

Temas

Endurece EU su política migratoria

27 de enero de 2020

De acuerdo con un reporte del Departamento de Seguridad Interna de EU, esto forma parte de lo que califica como una ‘política de sentido común’ y más eficaz para hacer respetar sus leyes migratorias

El Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos estableció como prioridad el arresto de indocumentados para desalentar el cruce de la frontera, entre otras medidas, como parte de las directrices de lo que califica como una “política de sentido común” y más eficaz para hacer respetar sus leyes migratorias.

Un reporte elaborado este mes por la dependencia, destaca que estrategias como incrementar el estado de fuerza en la frontera, desplegar más recursos tecnológicos, y hacer cumplir la ley permitieron que los cruces ilegales disminuyeran 36% en los dos últimos años.

El documento indica que la seguridad en la frontera entre Estados Unidos y México “está en su nivel más alto”.

Señala que la protección de las fronteras terrestres, aéreas y marítimas del país contra el ingreso ilegal de personas, armas, drogas y contrabando “es vital para la seguridad nacional, así como para la prosperidad económica”, por lo que en los últimos años ha movilizado un nivel sin precedente de personal, tecnología y recursos a la frontera sudoeste.

El DHS destaca que se ha implementado “una estrategia eficaz para el cumplimiento de las leyes de inmigración”, en la que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha adoptado nuevas medidas.

Éstas incluyen un nuevo proceso “que asegura que quienes se encargan de verificar el cumplimiento de las leyes usen apropiadamente las facultades discrecionales que ya tienen para decidir los tipos de personas a las que se les da prioridad para deportación”, dice el reporte.

Con este esquema, indica que se puso en marcha “una política de sentido común” que reglamenta el uso de sus recursos de control al establecer como prioridad la identificación y deportación de personas que representan una amenaza contra la seguridad pública y nacional”.

También destaca en la estrategia “desalentar el cruce ilegal de la frontera sudoeste, al darle prioridad al arresto de personas que acaban de cruzarla”; así como darle prioridad a la deportación de los fugitivos de inmigración y quienes han transgredido en repetidas ocasiones las leyes migratorias de EU.

Se incluye la eliminación de las redadas en los centros de trabajo, ya que se reconoce “que no aumentaban para nada la seguridad pública”, por lo que ahora las autoridades se han enfocado en programas específicos de verificación de cumplimiento en centros laborales, para llevar ante la justicia a empleadores que transgreden las leyes laborales de manera flagrante.

A lo que se añaden medidas como expandir el uso y frecuencia de investigaciones y programas, que buscan a criminales y pandilleros.

Según el DHS, estas acciones han dado resultados significativos, ya que durante el año fiscal 2010, el ICE deportó a más de 195 mil delincuentes convictos —una cifra sin precedente—, 81 mil casos más que el número deportado en el año fiscal 2008.

“Por primera vez en décadas, en el año fiscal 2010, 50% de los extranjeros deportados por ICE eran delincuentes convictos. En el año 2011, ICE deportará nuevamente a un número récord de delincuentes convictos”, señala el documento.

Fuente/Autor: El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *