La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
UN MUNDO SIN FRONTERAS
01/27/2020
EL AMOR COMO MOTOR DE NUESTRA VIDA
01/27/2020

Temas

EN BUSCA DE UNA LUZ

27 de enero de 2020

Estamos comenzando un nuevo año, parece mentira que ya han pasado 6 años desde que se anunció en muchos lugares que era el Fin del Mundo con la llegada del Año 2000 y Gracias a Dios, después de este tiempo vemos que seguimos en este mundo, con muchos problemas, pero aquí seguimos caminando y construyendo nuestras vidas.
Es muy desolador prender la televisión o la radio, o sentarnos a leer el periódico y darnos cuenta que a veces es un milagro que sigamos caminando, pues las noticias son cada vez más tristes. La situación económica y política en nuestro México no pinta del todo bien, y tal vez en muchos años el deseo de un Próspero Año Nuevo que nos hemos deseado al comienzo de este 2007 ha salido desde el fondo de nuestros corazones con una sinceridad muy grande al saber que las cosas no marchan del todo bien.
Hemos terminado el 2006 con muchas noticias tristes que conciernen a la juventud. Por ejemplo, en Jalisco, el año terminó con un alto número de suicidios de personas en edad joven que ante la desesperación, la soledad y problemas de alcoholismo, drogadicción y otros más decidieron quitarse la vida tratando de encontrar así la solución a sus problemas.

Vemos que cada vez son más los jóvenes y las jóvenes que no encuentran un sentido en sus vidas y que buscan desesperadamente cómo solucionar y llenar los vacíos existenciales que viven.

BUSCANDO NUEVAS RESPUESTAS

Ante la escasez de soluciones que la juventud siente no encontrar, ha surgido una especie de auge en muchas formas de religión, de “espiritualidad,” de fanatismos y de “religiosidad” popular que trata de llenar los vacíos que la juventud conlleva. A esto se juntan otras formas que tienen más tiempo y que de cierta forma se ha recurrido a ellas para tratar de encontrar aquello que nuestra sociedad parece estar más lejana a encontrar: la Paz Interior.
El esoterismo, es decir, aquello que permanece oculto, o que no se revela del todo ha cobrado un auge impresionante. Y lo más complicado cuando algo cobra auge, es que normalmente tiende a desvirtuarse. Entonces, parece que una buena parte de la población se vuelve “experta” en el tema, y lo que parecía ser una forma tradicional de encontrar respuestas se transforma en objeto de publicidad y sobre todo en vehículo de ciertas actividades fraudulentas, que aprovechando de este deseo casi obsesivo de encontrar la “solución mágica” y rápida a nuestras interrogantes más profundas nos dejamos arrastrar por lo que aparentemente nos dará la respuesta que buscamos con tanto entusiasmo.

LOS EJEMPLOS NO FALTAN

Antes que nada quiero aclarar que no pretendo de ninguna forma atacar o desvirtuar lo que comprende el esoterismo, pues no se trata de hacer un tema para atacar las formas de creer y pensar, lo que se busca a través de esta pequeña reflexión, es tratar de concienciar sobre los riesgos que se corren cuando se acude a ciertas formas dentro del esoterismo que si no se tiene cuidado de acudir con las personas adecuadas, termina uno perdiendo la fe cada vez más y sintiendo un vacío mayor al que se tenía al comienzo.
Para señalar un ejemplo, entre muchos otros, me gustaría mencionar el horóscopo. Hay personas que cada mañana, antes de salir a la calle, necesitan consultar lo que los astros le deparan para el día que comienza, y basta prender la televisión, para ver, dependiendo el número de canales que se tienen, la gran cantidad de personas “especialistas” en los astros, que dan las sugerencias para el día que se inicia, el número de la suerte, el color para usar, la forma de relacionarse con otros, la hora del día más favorable. Desafortunadamente a veces, una persona contradice a otra en lo que el destino depara, o en la forma en que el día se desarrollará, o las acciones a seguir.
Ahora con la moda de los teléfonos celulares, basta con enviar un mensaje a cierto teléfono para recibir el horóscopo para el día de la llamada, y que es personalizado, bueno, para todos los que llaman en ese día.
Y lo mismo sucede con otras formas de adivinación que se vuelven objeto de fraude, de desconfianza, pues hay quienes se aprovechan de esta necesidad para hacer de esto un negocio. Y podemos hablar del Tarot, de la Cartomancia, de la Quiromancia y de otras formas de adivinación en las que vemos que existe una abundancia casi exagerada que desvirtúa la idea original y que genera más confusión.

LA IGNORANCIA TIENE UN GRAN PAPEL EN ESTO

Es muy común ver en nuestra sociedad que hay personas que se aprovechan de la ignorancia de otros para hacerlos caer en las trampas que se tienden y que persiguen de fondo un beneficio económico, esta es una situación muy triste; pero es más triste cuando uno ve la ignorancia tan grande y la confusión de ideas cuando se persigue este beneficio económico. Parece haber un eclecticismo en el que todo se mezcla, y aprovechando que hay quien dice que esa es la ventaja de la Nueva Era, pues hace una mezcla de todo, teniendo como resultado cosas que al verlas nos resultan verdaderamente aberrantes. Así, lo mismo se mezcla el símbolo del Ying-Yang que es propio del Taoísmo y hasta el escudo de la bandera de la República de Corea con las drogas y el Satanismo, sin que estén interconectados, pero que como estrategia de venta resulta bastante productiva.

Y MUCHAS VECES LO QUE DESCONOCE SE CARICATURIZA

Otro resultado ante lo que se desconoce es que se tiende a caricaturizar o ridiculizar aquello que no conocemos y que por lo mismo nos resulta amenazante. Y claro, cuando lo ridiculizamos o menospreciamos por nuestros prejuicios y categorías mentales, entonces le restamos mérito y nos resulta más fácil atacarlo.
Platicando con los jóvenes y las jóvenes en nuestro trabajo vocacional nos damos cuenta la dificultad que tienen para articular sus propias experiencias, sus propias necesidades y hasta la forma de ver el mundo, de creer y de pensar, y cuando de nuestra parte en el mundo adulto encuentran el rechazo, la indiferencia, y en ocasiones hasta la burla y menosprecio, entonces se alejan y su vacío se vuelve más grande.
Pongo un ejemplo, existe una cultura juvenil llamada Cultura Darketa que ha tenido un gran auge en los últimos años y que ha sufrido desde su nacimiento el desprecio, la burla, la incomprensión y muchas cosas más, especialmente de quienes no conocen la cultura y sin tener una idea clara, prefieren atacarla. Como esta cultura hay muchas más de las que pudiéramos hablar y que han sufrido a lo largo de la historia lo mismo.
Han sido tachados de pertenecer al satanismo, de ser suicidas, de ser depresivos, de ser ignorantes, de ser simplemente un grupo que busca llamar la atención, sin embargo, no mucha gente busca realmente entender la situación que estos jóvenes y estas jóvenes están viviendo y mucho menos, de respetar la forma de pensar y de vivir. Y repito, esto pasa con muchas otras culturas juveniles a las que preferimos mejor dar la vuelta y criticar que realmente comprender y respetar las formas de creer y pensar de los demás. Y esto sobre todo tiene que ver cuando en medio de estas Culturas Juveniles existen jóvenes que con sincero corazón buscan una luz en medio de lo que sucede y que clarifique sus propias respuestas y opciones.
Hay muchas otras culturas juveniles a las que preferimos mejor dar la vuelta y criticar que realmente comprender.

ESTAS SITUACIONES AFECTAN NUESTRA FE

Y ante este auge de aquello que tiene que ver con lo oculto, nuestra fe termina siendo la más afectada, pues dejamos de lado nuestra creencia en Jesús, y sobre todo en un Dios que todo lo puede, y que si bien, a veces no encontramos en la Fe o en la Religión todas las respuestas, es porque muchas veces éstas dependen de nosotros.
Se nos olvida que en Jesús, encontramos esa luz que nos permite caminar y tratar de responder al Plan que Dios tiene y que nos permitirá ir cambiando las estructuras que nos rodean y que no nos permiten vivir en la dignidad de hijos e hijas de Dios. Ojalá que cuando tengamos en mente recurrir a diferentes opciones para dar respuesta a nuestras interrogantes, no nos olvidemos como católicos que Jesús es la respuesta más profunda a todas estas cuestiones y sobre todo, quien puede llenar nuestros vacíos interiores.
Ánimo, queridos JSF, y que este 2007 sea mucho mejor, y que podamos responder a Dios de la forma que Dios nos pide para la transformación del mundo.

Padre Chan, cs

Fuente/Autor: Padre Chan, cs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *