“Hay que hacer el bien, todo el bien posible, y hacerlo de la mejor manera posible”.

Beato Scalabrini
Instrucción vaticana sobre la migración llega en un momento clave entre EE. UU. y México.
01/27/2020
¡QUÉ ALGUIEN ME ESCUCHE!
01/27/2020

Temas

ELEMENTOS PARA UN “PROYECTO DE VIDA”.

27 de enero de 2020

Retírate a un lugar tranquilo.
Retírate a un lugar solitario donde nadie te vaya a molestar. Puede ser tu recámara, el parque, el patio, la playa, un templo, la biblioteca, etc. Tú decides, lo importante es que te sientas a gusto. Asegúrate de contar con un largo tiempo disponible, puedes llevar fruta, agua, golosinas y no olvides llevar un cuaderno y un lápiz o una pluma para anotar tus descubrimientos y experiencias.

Viaja al futuro.
Visualízate como te gustaría estar/ser dentro de 3,5,10 años. Imagínate físicamente, como te gustaría vestir, a que te gustaría estar dedicado, tipo de personas a las que te gustaría tratar, que pasatiempos te gustaría tener. Deja volar tu imaginación y describe lo más ampliamente posible a esa persona que te gustaría llegar a ser dentro de 3,5,10 años.

Ubícate.
Empieza anotando en el cuaderno la descripción de tu propia persona. Incluye tu edad, actividades cotidianas, personas importantes en tu vida, cosas que no te gusta hacer, lo que consideras más importante en la vida, lista tus virtudes y tus defectos. Escribe con letras grandes lo que más

Identifica.
Ahora debes hacer una comparación entre lo que eres/haces actualmente y lo que quieres llegara ser/hacer en el futuro, y escribe con pocas palabras los aspectos en que consideras debes trabajar para convertirte en la persona que deseas ser. Estos han de ser tus objetivos generales, los cuales se alcanzan a través de objetivos específicos, como pequeños pasos que unidos te llevarán hasta donde quieras. Un viejo refrán dice “Un largo viaje empieza con el primer paso”.Así que ¡no demores más! y empieza a ser la gran persona que estás llamada a ser.

Revisa.
Ahora que ya sabes lo que tienes que hacer, empieza a actuar y procura revisar frecuentemente tus planes. Un proyecto de vida no es un plan rígido que tienes que seguir “al pie de la letra” por el contrario, debe ser una guía que te permita ir sacando el mayor provecho de las situaciones que se te van presentando; recuerda, el exterior, el mundo, los demás, no lo puedes cambiar, pero si tu forma en que respondes a ello,

NACISTE PARA TRIUNFAR. No te detengas ante nada, pero ten cuidado y no te desvíes.

Ahora puedes empezar a redactar tu misión personal.

Y, ¿qué mejor hacer esto en un Preseminario?

Fuente/Autor: Comité Vocacional – Seminario San Carlos – Guadalajara, Jal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *