El amor nunca es indiferente

Beato Juan Bautista Scalabrini
Jesús, no tienes manos
01/27/2020
LAMENTO POR UN NIÑO
01/27/2020

Tu Página

EL SECRETO DE LA VIDA.

27 de enero de 2020

En algún momento de su vida, Ud. se habrá preguntado cual es el propósito de su existencia. Lo mismo que la mayor parte de las personas, se habrá percatado que se encuentra ante un sendero desconocido y misterioso que recorrer. ¿Qué le deparará el destino? ¿Qué hay más allá del presente en el que estamos? Ante qué pruebas y circunstancias de la vida tendremos que enfrentarnos?.

Y lo que es más importante aún ¿Venceremos en la batalla de la vida o seremos vencidos por ella?.

Todas estas son las consideraciones que surgen en nuestra mente cuando, en momentos de reflexión, nos planteamos el por qué de nuestra existencia. ¿Hay alguna razón para que exista el Universo o es éste solo un conjunto de cuerpos celestes que están en el espacio sin causa que lo justifique? .

Cuando volvemos nuestra vista hacia el firmamento, en una noche estrellada, comprendemos que un conjunto tan enorme como es el Cosmos, que funciona de acuerdo con unas leyes tan perfectas y ordenadas que permiten que todos los astros del Universo se muevan con precisión matemática, ha de tener un propósito de existencia.

No podemos por menos que pensar, maravillados, que hay o debe haber una razón en todo ello. No puede haber sido creado todo sin un propósito definido. Es difícil concebir que un Universo, que es energía en movimiento hacia el infinito y desde el infinito, desde la inmensidad de los tiempos, sea algo sin razón que esté aquí para nada

¿Y nosotros? ¿Cual es el papel que nos ha correspondido desempeñar en el vasto escenario del Universo?.

¿Acaso nuestra vida es solamente el resultado de unas casuales reacciones químicas que empezaron a evolucionar hace miles de millones de años, o somos algo más?.

¿Tiene nuestra vida una razón de ser o solamente somos criaturas que nacemos, crecemos, morimos, y después nada?.

¿Hay algo después de la vida?. ¿Cual es el Secreto de la Vida?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *