“La comunión es la fuente de la cual el alma saca el agua que sube hasta la vida eterna”.

Beato Juan Bautista Scalabrini
Turkmenistán: El dinamismo de su minúscula minoría católica
01/27/2020
Premio al presidente católico de Croacia en Nueva York
01/27/2020

Testimonios

El primer arzobispo originario de Bangladesh, en camino de beatificación

27 de enero de 2020

Abierta la fase diocesana del proceso de monseñor Theotonius Amal Ganguly

DHAKA, jueves, 14 septiembre 2006

Ante más de tres mil fieles se abrió, el 2 de septiembre, en Dhaka la fase diocesana del proceso de beatificación del primer arzobispo originario de Bangladesh, monseñor Theotonius Amal Ganguly.

De la solemne celebración eucarística que marcó en la capital este momento se ha hecho eco «Radio Vaticano», subrayando que representa un evento histórico para el país, que cuenta con unos 280.000 católicos entre una población de más de 140 millones de habitantes.

Participaron en la Eucaristía el nuncio apostólico -el arzobispo Paul Tschang In-Nam-, el actual arzobispo de Dhaka, monseñor Paulinus Costa, varios obispos más, un centenar de sacerdotes y cientos de religiosos, junto al resto de fieles.

Fue el beato Juan XXIII quien nombró primer obispo nativo del entonces territorio de Pakistán Oriental al citado siervo de Dios, en 1960, haciéndole auxiliar de Dakha.

Pablo VI le designó cinco años después arzobispo coadjutor del mismo lugar. Cuando tomó posesión de la sede arzobispal de Dakha, monseñor Ganguly tenía 47 años. A los 4, tras la separación del resto de territorio pakistaní, se dio por nombre al país Bangladesh. El prelado murió a los 57 años de un infarto.

Monseñor Costa mencionó en su homilía que muchísimos laicos, jóvenes y ancianos, le habían pedido que tomara la iniciativa de abrir el proceso de beatificación de su predecesor.

El prelado dirigió al Papa en marzo la oportuna petición.

«Rezaremos para que Dios conceda a esta causa buen fin», manifestó ante los miles de fieles presentes.

«Cada uno de vosotros recibirá una foto del siervo de Dios y una oración: os pido que la recéis en cada hogar y en cada parroquia», les dijo el actual arzobispo de Dakha.

En gran número se acercaron los fieles a la sepultura de monseñor Ganguly –en la residencia arzobispal- a orar, al término de la celebración.

Fuente/Autor: Zenit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *