La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Reflexión de Navidad
01/27/2020
Sigue la estrella que brilla para ti
01/27/2020

Tu Página

El pesebre

27 de enero de 2020

Este año he puesto un nacimiento diferente, sin ángeles, ni pastores, ni reyes.
En su lugar he puesto estas figuras:
– Un desempleado: víctima de todas la multinacionales, escondiendo su cabeza entre las manos. Tiene vergüenza y le duele ver.
– Un hambriento: tiene el vientre hinchado, pero su estómago está vacío. Quizá esta noche coma un poco.
– Un migrante: no tiene hogar, no tiene patria. Quizá esta noche lo acoja alguien.
– Un preso: se siente al margen de la sociedad. Quizá esta noche le llegue una ráfaga de libertad.
– Una prostituta: juzgada por todo el mundo. Quizá esta noche reencuentre su dignidad perdida.
– Un enfermo de sida: tumbado en le lecho de su desesperanza. Quizá esta noche alguien se acerque a él sin temor.
– Un joven drogadicto: que ya perdió el sentido de la vida. Quizá esta noche alguien le brinde un poco de confianza.
Están aquí todos, entorno al Niño que acaba de nacer y que viene para que cada uno de ellos pueda salir de su noche y renacer a la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *