Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Más menores deportados
01/27/2020
PNUD pide aprobar ley para la juventud
01/27/2020

Mundo Joven

El papel de la juventud en una sociedad democrática

27 de enero de 2020

La empresa encuestadora Vox Latina buscó conocer la forma de pensar y las actitudes que prevalecen en la franja de jóvenes entre los 13 y 17 años. Los jóvenes encuestados no votaron en las elecciones generales , pero no se crea que hay mucha diferencia de pensamiento entre esta franja de jóvenes encuestados y los jóvenes que tienen de 18 a 30 años. Los adolescentes que participaron en esta medición, indígenas y ladinos, fueron contundentes en varios puntos: no están interesados en la política. En el área urbana, 62.1% contestó de manera negativa. En el área rural lo hizo el 49.1% y a otras preguntas relacionadas, respondieron que no les interesa participar en partido político alguno.
Impacta saber que el 65% dijo estar de acuerdo con la eliminación física de los mareros, y con eso se trastocan valores y principios y se evidencia la aceptación de que la justicia puede tomarse por mano propia (limpieza social-linchamientos).
Igualmente preocupante es que el 66.6% respondió que estaría dispuesto a abandonar el país en busca de mejores horizontes que les permita su superación personal. La mayoría quisiera emigrar a Estados Unidos que continúa siendo un polo de atracción a los migrantes mexicanos y centroamericanos, primordialmente.
En Guatemala, los jóvenes en general y en particular los universitarios, profesionales y empresarios en los últimos años han mostrado desinterés y/o apatía para debatir y/o participar en temas sobre la democracia, la integración económica y el desarrollo económico social. Seguramente, los gobiernos democráticos que se han electo después de los regímenes autoritarios, no han estado a la altura de las circunstancias y hubo un mal manejo del sector público: incapacidad, ineficiencia, corrupción, falta de transparencia, impunidad. A lo que sumamos la amenaza real al régimen de legalidad por el crimen organizado, el narcotráfico, las pandillas juveniles (maras), la marginación social, la discriminación y la pobreza. Esa indiferencia de la juventud y ese deseo de evitar involucrarse en el quehacer político social de nuestro país es consecuencia de esa gran frustración que se ha producido y que en el sector de “20 – 40 años” se hace más evidente a pesar de que estadísticamente representan el 28 por ciento de la población.
Se considera que la juventud guatemalteca se encuentra, en cierta medida, aletargada y, en todo caso, mantiene una actitud bastante pasiva, pensando más bien en su mejoramiento personal y el bienestar propio que, por supuesto, es legítimo, pero que en países en desarrollo, no basta ya que hay una tarea común qué realizar.

Fuente/Autor: Vox Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *