La primera palabra de la vocación es gratitud.

Papa Francisco
Un año más, un año menos
01/27/2020
Ser fuerte…
01/27/2020

Tu Página

El dinero o la vida

27 de enero de 2020

Es fácil encontrar personas cuyo dios es el dinero. Lo aman con todo su corazón y con todas sus fuerzas, lo cuidan como a la niña de sus ojos y darían su sangre por no perderlo. ¿No los ha visto usted, alguna vez, descuidando la familia por no sé qué negocios o haciendo todo tipo de negocios por unos billetes?

No podemos decir que el dinero no sirva para nada, porque sin dinero ni podríamos comer. El planteamiento va más allá de condenar al dinero como el virus más perjudicial para la humanidad. Se trata de colocar al ser humano ante un espejo y preguntarle: ¿qué es lo más importante para tu vida? Alguno, como la dama de Blanca Nieves, contestará: “¿Soy yo la más hermosa de todas las personas de la Tierra?” Y algún otro responderá: «¿Llegaré a ser más rico que la competencia?”

Pero ahí radica el éxito o la frustración de cada uno de nosotros: el ser humano ha sido hecho para ser eso precisamente: un ser humano. Cada vez que es más humano, es más feliz y sonríe ante el gozo de estar auto realizándose. Y, cuando se deshumaniza, siente la amargura de rebajarse hacia lo animal o simplemente vegetativo.

Pero nosotros queremos ser más humanos cada día. Por eso, procuremos que no domine nuestra vida el dinero, el color de nuestro pelo o el modelo de coche que estacionamos ante la casa. Preocupémonos de ser humanos en el trato con los del hogar, la honestidad de nuestros negocios y la sinceridad de nuestra sonrisa.

Fuente/Autor: Rafael Llanes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *