La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
La puerta del deseo junto al muro de la tortilla
01/27/2020
Rompen récord inmigrantes en EU
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

EL BEATO JUAN BAUTISTA SCALABRINI FUNDÓ, HACE 120 AÑOS, A LOS MISIONEROS DE SAN CARLOS

27 de enero de 2020

Hace 120 años, el 28 de Noviembre de 1887, el Beato Juan Bautista Scalabrini funda la Congregación de los Misioneros de San Carlos para los Migrantes y Refugiados en Piacenza, Italia.

de los Escritos de Scalabrini:

Una de las plagas que yo tuve que deplorar, visitando por primera vez las 366 parroquias de ésta diócesis mía, fue aquella de la emigración.

De las anotaciones registradas resultó que 28.000 diocesanos se encontraban en el exterior en ese tiempo. Algunos de ellos me escribían con frecuencia cartas muy conmovedoras en las que me relataban su estado deplorable, especialmente desde el punto de vista religioso, me suplicaban encarecidamente que los ayudara. Yo mismo en más de una oportunidad asistí a la partida de los emigrantes en la estación de Piacenza, y confieso que al ver su miseria y su dolor, al pensar en los gravísimos males a los que se aproximaban y ante la idea del abandono de toda ayuda espiritual en el que habrían quedado, sentí oprimir mi corazón, lloré por su suerte y albergué en mí la idea de intentar algo.

Fue entonces que yo creí mi deber dirigirme, como hice, al Eminentísimo Cardenal Simeoni, entonces Prefecto de Propaganda, para que me dijera como habría podido proveer, en forma estable y eficaz, a esta grave necesidad (…). Esta S. Congregación se ocupó del importantísimo asunto y el S. Padre, en la audiencia del 26 de junio de 1887, aprobó esas decisiones. Una de éstas, la cuarta, decía así: Instituir en Italia uno o más institutos de sacerdotes, que se trasladarán a América, para realizar las misiones entre los emigrantes, con la finalidad de sostener su fe, poniéndose de acuerdo para ese fin con los Obispos locales. Ese instituto será colocado bajo la dependencia del Ordinario, mas el reglamento será aprobado por la S. C. de Propaganda.

Después de esa deliberación, yo fui llamado a Roma, y entonces fui autorizado a abrir en Piacenza el Instituto de los Misioneros de San Carlos para los emigrantes italianos.

Fuente/Autor: La Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *