La juventud es un tiempo bendito para el joven y una bendición para la Iglesia y el mundo.

Papa Francisco, Christus Vivit 135
Viven pesadilla
01/27/2020
“Coyotes” duplican tarifas a migrantes
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

El abandono es una emergencia humanitaria: en todo el mundo 145 millones de niños en estado de aband

27 de enero de 2020

Roma
Fue presentado en Roma el proyecto cultural “Emergencia: Abandono”, del que nacerá el Observatorio Permanente y Multidisciplinar dirigido a recoger, analizar y comparar las contribuciones científicas realizadas sobre el argumento a nivel internacional. El proyecto prevé tres principales niveles de intervención: sensibilizar a las familias de la responsabilidad de acoger un niño huérfano; poner en evidencia, analizar y estudiar permanentemente el fenómeno del abandono de menores en el mundo; aplicar políticas sociales de protección de la infancia abandonada.

La alianza nace de la unión entre la asociación humanitaria Amigos de los Niños, Pentapolis (un grupo de personas y empresas comprometidas en la responsabilidad civil) y la Banca Nacional del Trabajo, y tendrá como objetivo promover y difundir una cultura de acogida.
El abandono de menores es un fenómeno que en los últimos decenios ha echado raíces tanto en países en vías de desarrollo como en países industrializados. “El abandono de los menores no es afrontado todavía como una emergencia, pero lo es”, declaró el Presidente de la Asociación Amigos de los Niños, Marco Griffini.

De los primeros datos que se desprenden de una investigación del Gfk-Eurisko emerge cómo en la mentalidad colectiva, el abandono se asocia normalmente a los niños del “Tercer Mundo”, que es la imagen que en primer lugar evocan las palabras “niños abandonados”, sin caer en la cuenta del otro fenómeno, igualmente difundido y dramático, de los menores que crecen en los institutos.

Amigos de los Niños considera que se puede hablar de estado de abandono cada vez que haya un niño obligado durante un tiempo prolongado a vivir en asistencia, privado de las relaciones familiares. El instituto no es una solución al abandono, sino una forma de abuso, en cuanto que no permite la creación de la relación necesaria al crecimiento del niño, contribuyendo al nacimiento de problemas de tipo social e incluso económico. Es necesario promover estrategias para la difusión de la cultura de la acogida. (AP)

Fuente/Autor: Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *