Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Jornaleros podrían ayudar en reconstrucción tras incendios
01/27/2020
X ANIVERSARIO DE LA BEATIFICACIÓN DE JUAN BAUTISTA SCALABRINI
01/27/2020

Mundo Misionero Migrante

Documento final del Primer Encuentro Mundial de Sacerdotes, Diáconos y Religiosos/as Gitanos

27 de enero de 2020

Publicado el documento final del Primer Encuentro Mundial de Sacerdotes, Diáconos y Religiosos/as Gitanos: los Gitanos consagrados deben caracterizarse por un corazón grande y entregado a la misión, siguiendo el ejemplo de San Paolo, Apóstol de las gentes

Ciudad del Vaticano.

Ha sido publicado el , promovido por el Consejo Pontificio de la Pastoral por los Emigrantes e Itinerantes, que tuvo lugar en Roma del 22 al 25 de septiembre de 2007, sobre el tema “Con Cristo al servicio del Pueblo Gitano” .

Estaban presentes en el evento unas cuarenta personas, entre ellos 33 Gitanos consagrados, procedentes de 9 Países europeos y de Brasil. El Documento está articulado en tres partes: en la primera se recorre día tras día el diario del encuentro, sintetizando intervenciones y relaciones; en la segunda parte se evidencian las Conclusiones y por último, en la tercera las Recomendaciones.

Entre las Conclusiones se evidencia entre otras cosas como ha llegado el tiempo para los Gitanos consagrados “se comprometan a acabar con la imagen que tiende a considerar a los Gitanos solamente como pobres que deben ser ayudados. Es preciso hacer todo lo posible, con los demás miembros de la Iglesia, para que estos últimos se consideren también pobres, y necesitados de aceptar las riquezas humanas y espirituales de las que los Gitanos son portadores”. Además de indicar hoy una gran diversidad en la realidad de vida del pueblo gitano, según los Países en los que viven, se subraya que “la cultura gitana contemporánea se halla en una fase de cambios debido al desarrollo tecnológico, la influencia de los mass media y la alfabetización, que abre nuevas posibilidades para la evangelización.

Por este motivo los Gitanos son siempre más conscientes de su propia dignidad y, al mismo tiempo, sienten la necesidad de trabajar en favor de la promoción humana de sus hermanos de la misma etnia”. Se ha sido confirmado que “todo servicio se ha de realizar en Cristo y con Cristo, porque de este modo el ser humano puede descubrir la grandeza y la dignidad propia y de los demás; las relaciones interpersonales inspiradas en el servicio permiten crear una auténtica cultura de acogida, solidaridad y caridad”.

En el curso de la reunión han emergido numerosas propuestas y recomendaciones. Se desea ante todo “una mutua colaboración de la Iglesia con las comunidades gitanas” y se pide “un mayor compromiso para asegurar a los Gitanos una especial atención pastoral y sustentar el trabajo de los Agentes pastorales en acto”.

Se deberá considerar luego la posibilidad de crear estructuras similares a una Prelatura apostólica, favorecer la presencia en cada País de agentes pastorales “dedicados exclusivamente a la misión evangelizadora y de promoción humana entre el pueblo gitano”, promover una formación específica de los catequistas para evangelizar a los Gitanos, “con atención particular a la mujer gitana, en cuanta portadora de valores humanos y religiosos en la familia.”

Se afirma luego que “el trabajo de integración debe partir de la familia, célula base de todo grupo humano, lugar fundamental de educación al diálogo, al intercambio recíproco y a las relaciones creativas y constructivas”. Por último, se recomienda “buscar modos adecuados para superar la general desconfianza respecto a los Gitanos y solicitar una abertura en la sociedad que les ofrezca la posibilidad de introducirse plenamente en ella”.

Fuente/Autor: Fides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *