“La comunión es la fuente de la cual el alma saca el agua que sube hasta la vida eterna”.

Beato Juan Bautista Scalabrini
PODRÍA HABER SIDO PEOR
01/27/2020
El Joven que sigue a Jesucristo
01/27/2020

Tu Página

¡Dios no te preguntará…!

27 de enero de 2020

El examen de Dios

Dios no te preguntará por tu nivel de inglés, francés o alemán…
Dios te preguntará por tu nivel en el lenguaje del entusiasmo, del perdón, del amor.
Dios no te preguntará por tu destreza en resolver derivadas, ecuaciones, algoritmos o integrales…
Dios te preguntará por tu destreza en sumar sonrisas, restar penas,
multiplicar talentos y dividir intereses.
Dios no te preguntará por la fecha exacta de la Segunda Guerra Mundial, de la caída del Muro de Berlín o de la independencia de Guatemala…
Dios te preguntará por el día y la hora exacta en que estés dispuesto
a escribir, con tu vida, una bella historia de paz, de amor, de fraternidad.
Dios no te preguntará por la generación del 27 o del 98…
Dios te preguntará por tus compañeros de clase o por tus amigos de Grupo.
Dios no te preguntará por tu habilidad en saltar vallas o tu velocidad en correr los cien metros planos…
Dios te preguntará por tu habilidad en levantarte de la silla cada vez que una persona necesite de tu ayuda.
Dios no te preguntará por el número de ríos, animales, montañas o países que conozcas…
Dios te preguntará por el número de móviles, cumpleaños, direcciones de tus compañeros, en especial de los que muy pocos se acuerdan.
Dios no te preguntará por tu capacidad en analizar frases o comentar textos…
Dios te preguntará por tu capacidad en observar, cada día, la Palabra, la Buena Noticia.
Dios no te preguntará qué clase escogiste entre las opcionales…
Dios te preguntará si elegiste, en cada momento, lo mejor para ti y para tus hermanos.
Dios no te preguntará si estás dispuesto a recuperar algo que extraviaste…
Dios te preguntará si estás dispuesto a recuperar la confianza
que Él, cada día, sigue depositando en ti.
Dios no te preguntará…
Dios esperará, ¡está esperando! a que tú le respondas cada día
con tu vida y con tus acciones…

Fuente/Autor: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *