Para salir de una pandemia, es necesario cuidarse y cuidarnos mutuamente.

Papa Francisco
Hace seis años, de rodillas ante el lecho de muerte de Juan Pablo II
01/27/2020
Criterios de Benedicto XVI para discernir la piedad popular
01/27/2020

Temas

Cuaresma tiempo para el encuentro con Dios

27 de enero de 2020

La CUARESMA es un período de cuarenta días que nos prepara a la Semana Santa.
A lo largo de la Sagrada Escritura la Cuaresma ha adquirido diferentes significados. En el libro de el Génesis significa tiempo de purificación que ocurrió durante los cuarenta días del diluvio (Gen. 7, 4)
Para el pueblo de Israel la Cuaresma fue un tiempo de liberación que duró cuarenta años de largas y duras caminatas por el desierto (Ex. 16, 35 y Deut. 8,2)
Para Moisés la cuaresma fue un tiempo de contacto profundo y personal con Dios en el Monte Sinaí (Ex. 24, 18). En otra oportunidad la Cuaresma para Moisés fue un tiempo de poderosa intercesión por el pueblo de Israel (Deut. 9, 25-29).
Para el profeta Elías, la Cuaresma fue el tiempo de alimentarse y renovar las fuerzas para continuar su camino hasta encontrarse con Dios (1ª Reyes 19, 8).

Quizá de todas las cuaresmas mencionadas en el Antiguo Testamento la más significativa sea la del pueblo de Nínive. Fueron cuarenta días para escuchar la advertencia de Dios para que cambiaran el rumbo de su vida. Fue un tiempo de conversión, ayuno y clamor a Dios; un tiempo de arrepentimiento.

Que importante sería que en nuestra propia cuaresma hiciéramos vida todo el Capítulo tres del libro de Jonás.

En el Nuevo Testamento los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto fue el tiempo de oración, ayuno y sobre todo, un tiempo para vencer las tentaciones (Lc.4, 1-3)
San Lucas quizo destacar un nuevo significado de la Cuaresma al señalar que Jesús Resucitado se le apareció a sus discípulos durante cuarenta días para darles muchas pruebas de que estaba vivo y prepararlos suficientemente para la importante misión de ser sus testigos (Hch.1, 3-5)

Con la ayuda de Dios, este será también el fruto de nuestra Cuaresma: Un encuentro personal con Cristo vivo, que nos convierta en eficaces testigos de su victoria contra el pecado y todas sus consecuencias.

Escuche nuestros mensajes de Cuaresma desde www.salvadorgomez.com
Mensaje enviado por ESPIGA, Ministerio para la Difusión de la Doctrina Católica www.espiga.org.sv

Fuente/Autor: Ministerio Espiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *